| 2/19/2010 10:30:00 AM

EU Bajan precios al consumidor salvo alimentos y energía

El Departamento de Trabajo dijo el viernes que los precios aumentaron 0,2% en enero, pero excluyendo los alimentos y combustibles bajaron 0,1%, la primera caída mensual desde diciembre de 1982.

Washington — Los precios al consumidor aumentaron menos de lo previsto en enero, y excluyendo los de los alimentos y la energía bajaron, un fenómeno que no se veía desde hace más de 25 años.


Ello dará más tiempo a la Reserva Federal para mantener las tasas de interés bajas a fin de apuntalar la economía, y debería tranquilizar a los mercados financieros que temían un aumento inminente de los intereses.

La bajada de los precios a nivel minorista fue mejor a la pronosticada, especialmente tras indicar el informe gubernamental del jueves que la inflación al por mayor subió 1,4% en enero.

El aumento de 0,2% en los precios minoristas refleja un salto de 2,8% en el costo de la energía, el mayor incremento mensual desde agosto. Los precios energéticos aumentaron principalmente por el salto de 4,4% en el valor de la gasolina y 3,5% del gas natural.

El precio de los alimentos saltó 0,2%, aunque el de las frutas y hortalizas avanzó 1,3%.

La contracción de 0,1% en la inflación subyacente, que excluye la alimentación y la energía, fue la primera bajada mensual de ese ramo desde el 0,1% en diciembre de 1982 y refleja el abaratamiento de la vivienda, coches nuevos y tarifas aéreas.

El descenso resalta además la ausencia de presiones inflacionarias, al menos por el momento, y debería disipar los temores de los mercados financieros de un aumento de las tasas de interés por parte de la reserva Federal.

La Fed dijo el jueves por la tarde que aumentaba la tasa de descuento de emergencia bancaria en un cuarto de punto a 0,75% a partir del viernes. La medida no afecta el precio del crédito consumidor.

Aunque la Fed se apresuró a aclarar que la medida no debería ser interpretada como un indicio de que comenzará a encarecer pronto sus tasas en los créditos al consumidor y las empresas, los mercados financieros mundiales se asustaron con el anuncio del jueves.

Los economistas privados, empero, creen que un encarecimiento por parte de la Fed en la tasa de fondos federales no tendrá lugar hasta entrado el tercer trimestre ya que la inflación seguirá siendo moderada mientras el país trata de recuperarse de una profunda recesión.

Además, el elevado desempleo mantiene a raya el aumento de los salarios y el débil gasto consumidor refleja a su vez esa modestia del poder adquisitivo, lo que impide a las empresas encarecer los bienes y servicios que producen.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?