| 8/4/2015 5:00:00 AM

¿Qué puede enseñarnos China sobre la innovación?

Los chinos han dejado de copiar las tecnologías extranjeras para comenzar a innovar en las propias. La inversión en investigación y desarrollo nunca ha sido tan alta y las empresas chinas lo han sentido.

La innovación en China está creciendo a un ritmo nunca antes visto según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El gobierno chino planea transformar a la nación en un líder mundial en la ciencia y la tecnología, y ha impulsado la financiación de investigación y desarrollo en todo el país.

Inversión en Investigación y Desarrollo (millones de US$)



Fuente OCDE - Science, Technology and Industry Outlook 2014

Universidades e institutos chinos están llevando a cabo la investigación de vanguardia en las tecnologías que van desde los grandes datos a la bioquímica, la nanotecnología con la robótica, mientras que la asociación con los parques científicos para comercializar estas innovaciones.

En un nuevo panorama en el que hay una tendencia hacia un dólar más fuerte y un revitalizado crecimiento mundial liderado por Estados Unidos, no es de esperarse que la presión sobre las economías emergentes pueda aumentar.

La fortaleza de la divisa americana se ha materializado en un gran empuje para la producción interna de las monedas emergentes. La industria de los países en desarrollo es ahora más competitiva en precio y no se puede dar el lujo de desaprovechar esta oportunidad.

En ese mismo sentido, con un tipo de cambio favorable, América Latina puede ver los frutos de la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D).

Con la mirada en el exterior


El Informe del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), considera las estrategias de innovación como la clave para el éxito internacional de las empresas chinas.

Los empresarios chinos son cada vez más pioneros de la innovación, ya sea en productos o procesos de negocio, y están constantemente adaptando a las cambiantes y crecientes demandas del mercado de consumo chino.

En la actualidad, para muchos negocios chinos la estrategia del éxito consiste un modelo de doble vía donde el primer paso es dar un gran salto hacia el mercado internacional gracias al impulso de primero fortalecerse dentro del mercado interno. Luego, ampliar el éxito en el exterior permite aprovechar los nuevos recursos para centrarse en I+D en el largo plazo.

Este modelo de desarrollo ha permitido a las compañías del gigante asiático seguir invirtiendo en el extranjero. No sorprende entonces que la inversión extranjera directa (IED) de China ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años alcanzando US$ 108.000 millones en 2013.

Olivier Schwab, director ejecutivo de la oficina de Beijing del WEF afirma que "la innovación y la globalización están entrelazados, se refuerzan unos a otros mientras las empresas chinas ascienden en el escenario mundial”.

El modelo sin embargo es flexible. Según Schwab, “encontramos que las empresas de alta tecnología tienden a adoptar la primera vía, mientras que las grandes empresas de propiedad estatal a menudo eligen el segundo en una etapa temprana y luego se desplazan hacia la primera como su globalización avanza”.

Las prácticas de los campeones chinos

"A medida que las empresas chinas están mejorando a lo largo de la cadena de valor en la nueva normalidad económica, se encontró que los campeones de la globalización están tomando una perspectiva a largo plazo en la construcción de capacidades de innovación en vez de buscar rentabilidad a corto plazo", dijo el Socio de Strategy& de Personas de la República Popular de China, Steven Veldhoen.

Un estudio más detallado reveló las siguientes prácticas de los campeones chinos de la globalización, de las cuales podría aprender América Latina:

1. Hacer de la innovación un elemento estratégico de los esfuerzos de globalización. Mediante estrategias diseñadas para satisfacer los desafíos mundiales.

2. Establecer equipos locales de innovación y potenciar y encomendar equipos de innovación en el extranjero.

3. Desarrollar una cultura empresarial innovadora. Además de fomentar las capacidades de innovación en el largo plazo para expandir a nivel mundial.


De acuerdo con Strategy&, más del 45% de los campeones chinos de la globalización pone la innovación como su principal prioridad en la estrategia en el extranjero; más del 80% se centran en el modelo de negocio la innovación para satisfacer las necesidades del cliente, y un tercio de ellos emplean el 50% o más empleados locales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?