| 1/17/2016 12:05:00 AM

Desperdiciamos más alimentos mientras 800 millones de personas padecen hambre

El desperdicio de los alimentos a nivel mundial sigue siendo un tema de preocupación. Al mismo tiempo, aproximadamente 800 millones de personas padecen hambre, según FAO.

A pesar de tener una producción de alimentos capaz de alimentar a todas las personas del mundo, la cifra de personas que padecen hambre aún es muy amplia, aproximadamente el 11% de la población mundial.

¿Qué tanto desperdicia el mundo?

De acuerdo a una reciente investigación de la agencia Deutsche Welle, los consumidores en las zonas de Norteamérica y Europa son los encargados del mayor desperdicio de comida en el mundo (60%). Sin embargo, en los países en desarrollo los mayores niveles de desperdicio de alimentos se generan antes de que estos lleguen al consumidor, es decir, en los procesos de producción y distribución.

Dentro de la investigación se exponen algunos casos puntuales que reflejan la gravedad del asunto. Por un lado se encuentra India, la cual cuenta con una economía agrícola de gran producción, sobretodo de frutas y verduras. Sin embargo, el 40% de los alimentos en India se está desperdiciando, lo cual repercute directamente en el desarrollo infantil ya que más de un tercio de los niños en este país sufre de desnutrición.

Fuente: FAO

Los comerciantes en India se ven afectados principalmente por los altos niveles de temperatura y se ven muchas veces obligados a desechar los alimentos producidos. A pesar de que cuentan con algunas cámaras de refrigeración, estas son utilizadas especialmente para almacenar productos importados más que para la producción nacional.

Como afirmó Deutsche Welle, el pequeño comercio es predominante y protegido por el gobierno en la India, las pequeñas tiendas y negocios son abundantes. Cada uno de estos negocios se encarga de la refrigeración de sus propios productos. No obstante, son escasas las grandes cadenas de supermercados y deficiente la infraestructura de refrigeración, la cual requiere de una gran inversión.

Por otro lado, en Ruanda, lo impredecible de los factores climáticos ha generado algunas consecuencias muy parecidas a las de la India, ya que se está perdiendo aproximadamente el 40% de las cosechas de los agricultores. Es un tema que necesita de total atención, debido a que aproximadamente el 80% de la población en Ruanda vive de la agricultura.

¿Qué hacer?

Deutsche Welle, destacó algunos casos exitosos en pro de combatir el desperdicio de alimentos.

En Alemania, debido al desperdicio de comida por las fechas de caducidad en los alimentos vendidos en supermercados, se creó una aplicación en la cual las personas pueden encontrar productos cercanos a caducar a un menor precio. La aplicación tiene en cuenta los intereses y ubicación de los usuarios. De esta manera, los consumidores se enteran más fácilmente de donde pueden comprar, ahorrando dinero y ayudando a combatir el desperdicio.

En Ruanda, el gobierno con la ayuda del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, ha construido almacenes donde se limpian, organizan y clasifican algunas cosechas, capacitando a los agricultores con el fin de mejorar la calidad y cantidad de las cosechas.

En ese mismo país, debido a las altas temperaturas, se crearon algunos lugares de almacenamiento de leche al cual pueden acceder rápidamente los agricultores. De esta manera, se puede guardar de forma óptima la leche, desperdiciando menos y aumentando el salario de quienes realizan el trabajo.

Lea también: Un mundo sin hambre es posible

¿Qué pasa en Colombia?

El aumento de la temperatura también se ha sentido en el país y combatir el desperdicio es una tarea importante. En el segundo semestre de 2015, en un informe del Banco de Alimentos de Bogotá, se registraron datos alarmantes: 4 de cada 10 personas en el país no tiene alimentos necesarios para llevar una vida saludable, pero al mismo tiempo, se desperdicia más de un millón de toneladas de alimentos por año. El desperdicio de comida significa aproximadamente 2% del total del producido, una cifra que otros países es mucho mayor.

Por tales motivos y ante la compleja situación climática, es necesaria la toma de estrategias que incluyan inversión, capacitación y planeación respecto a combatir el desperdicio.

Es importante aclarar, que al ser un país en desarrollo, las medidas contra el desperdicio deben estar enfocadas especialmente en los procesos de producción y distribución, sin dejar de lado el desperdicio de los consumidores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?