| 9/26/2011 8:00:00 AM

Es el momento de diversificar las ciudades

Ricardo Hausmann director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard asegurá que el error más grande es pensar que las capitales se especializan, cuando lo óptimo es aprovechar el potencial para diversificarlas y ser más prosperas.

El director del Centro para el Desarrollo Internacional y Profesor de Práctica de Desarrollo Económico de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann, habló con Dinero.com sobre los retos en materia de comercio exterior para el país de cara a la entrada en vigencia de acuerdos de libre comercio con dos potencias mundiales: Estados Unidos y la Unión Europea. El docente asegura que lo más importante es partir de un principio básico: la riqueza futura de un país estará determinada por su nivel actual de diversificación, y no de especialización.

Según Hausmann, las capacidades productivas de cada país las determina su nivel de desarrollo, dado que entre más capacidades se tengan, se elaborarán productos más sofisticados y se logrará mayor diversificación. “Los países no se hacen ricos haciendo lo mismo, sino que cambian sus productos, diversifican, durante el proceso de desarrollo”, afirmó Ricardo Hausmann.

Al referirse a Colombia, aseguró que el país se encuentra en un nivel intermedio de diversificación. Afirmó que el rol de las Cámaras de Comercio en el país debe estar enfocado a incrementar la competitividad de las regiones, para esto se debe centrar en crear de un sistema productivo más diversificado, en ayudar a resolver los problemas de coordinación y en identificar y resolver problemas de las capacidades productivas desde la región.

“Las ciudades más prosperas son las más diversificadas, es falso decir que las ciudades se especializan, deben es diversificarse. Entre más cosas distintas sepa la gente hacer, más combinaciones posibles se pueden inventar y se pueden hacer con  más talento. Los productos complejos requieran conocimiento de gente muy diversa”, aseguró. 

Por esto indica que los gobiernos deben mejorar la formación de empresarios, para esto plantea dos estrategias: la primera escuchar a los que están en la industria para identificar los problemas que enfrentan; y segundo hacer apuestas estratégicas para abrirle el camino a los que no han incursionado.  

Sobre los sectores de transformación productiva del Ministerio de Comercio Exterior, el profesor de Harvard indica que la lista puede ser mucho más amplía. “No hay que definir prioridades, no se sabe cuál va  ser próspera, por eso se necesitan muchas líneas de pesca para definir cuál va a ser la mejor. Por eso me parece importante que se amplié ese tipo de propuestas”, dijo.

Además dijo que en este momento no hay una estrategia de  traer jugadores de talla mundial, resaltó que el país no es un jugador en la industria automotriz, ni en el mercado de químicos, farmacéutico, electrónico, ni de maquinaria. Indicó que hay empresas con reconocimiento internacional que están definiendo donde van a instalar su capacidad futura y hoy pocas giran sus ojos al país.

Hausmann considera que es más importante tener una inversión empresarial internacional de miles de millones dólares, que hacer un estudio de una idea de uan posible avenida futura.

“Cuando lleguen esas empresas van a surgir miles de problemas para que pueda operar, y va tocar resolver su línea de proveedores, entrenamiento laboral, necesidades de infraestructura y no será en un abstracto, habrá que resolverlos en tiempo real. Hay una falta de precisión y coordinación en la forma cómo ahora se están abordando los temas de competitividad, yo quisiera ver el compromiso  para entrar a jugar en los grandes mercados mundiales”, agregó.  

Indicó que el mundo tiene mucho que aprender de Medellín, por ser una de las ciudades de Colombia que mejor está haciendo las cosas en estos aspectos, superando con creces a Bogotá en aspectos de complejidad productiva y diversificación, según sus propias mediciones.  

“Me parece magnifico lo que esta haciendo el Grupo Empresarial Antioqueño, en materia de desarrollo y de proyectos, pero veo poco en exportaciones. El hecho de que grandes grupos no estén pensando en la diversificación, no solo es culpa de la tasa de cambio, sino de falta de claridad de cómo se va a llegar a ciertos mercados y de una falta de claridad en las políticas públicas”, precisó a Dinero.com.  

Indicó que si bien hay un problema de conexión con los puertos, también hay fallas endémicas en las ciudades como Cartagena y Barranquilla, porque están a un paso de los puertos y no se les ve el avance y desarrollo para ser un emporio de exportaciones de manufactura liviana, cuando les queda fácil una conexión hacia al mundo y este será uno de los talones de Aquiles más graves cuando entre en vigencia los TLC que se están esperando.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?