| 7/16/2017 12:01:00 AM

Los tres errores más comunes de las empresas al comprar un seguro

Analizar, cuantificar y tener claros los incidentes que cubrirá el seguro están entre las recomendaciones previas para que tanto empresas como personas adquieran cualquier tipo de seguro.

Uno de los errores comunes de las compañías a la hora de comprar un seguro es basarse únicamente en el precio del mismo, dependiendo del presupuesto de la firma.

Sin embargo, la corredora de seguros Willis Towers Watson advierte que no se puede determinar la idoneidad de un seguro según su valor, pues en realidad lo que la compañía debe evaluar es su riesgo real, necesidades, límites, coberturas y retención.

Otro error, relacionado con el primero, es no ver la compra del seguro como una parte de la estrategia de financiación del riesgo. En realidad, los mismos compradores son quienes deben exigir que se les entreguen medidas y herramientas objetivas para tomar una decisión objetiva sobre el seguro que están comprando, de modo que además pueden manejar su riesgo.

Puede interesarle: Fogafín aumentó la cobertura de seguros de depósito a $50 millones

El tercer error más común es compararse con las empresas pares. Aunque lo más común es que las empresas se comparen entre aquellas que tienen características parecidas, a la hora de comprar un seguro la estrategia no es la mejor ya que pueden haber diferencias en el método de gestión del riesgo de cada una.

La firma Willis Towers Watson agrega que “el comprar un seguro de forma incorrecta, deja de lado aspectos importantes como: La optimización del costo del riesgo, la alineación del monto retenido (vía deducibles o límites insuficientes), tolerancia al riesgo y la estrategia con la que cuentan para gestionar los riesgos”.

Y en ese sentido su director general en Colombia, Juan Felipe Múnera, señala que “la prevención de los riesgos podría llevar a un ahorro de recursos. Además, el seguro es la forma más eficiente que tiene una empresa para salvaguardar su estabilidad económica y recuperar su patrimonio”.

Para evitar un error en la compra del seguro, la corredora hace cuatro recomendaciones generales a las compañías que se encuentran en el proceso de buscar aseguramiento.

Lo primero es recordar que “detrás de toda compra de un seguro se busca el cubrimiento ante un evento adverso”, por lo que esta debe darle a la empresa seguridad económica tanto en el momento de la compra como en el futuro.

Recomendado: Seguros de vida y seguridad social son la mitad de las ventas del sector

Además, es necesario analizar el costo total del riesgo, de modo que se optimice la compra del seguro. Para esto, al cuantificar el riesgo hay tres preguntas que las compañías se deben hacer: ¿Cuánto va a costar el riesgo que transfiero a la aseguradora?  ¿Cuánto es el costo implícito en el riesgo que se retiene? ¿Cuánto cuesta el riesgo?

Por último, es importante que la compañía también analice y conozca los riesgos que va a cubrir con el seguro. Es decir, debe identificar y entender las causas de las amenazas a las que está expuesta y los daños que de estas se derivarían, así como sus soluciones.

Por otro lado, para las personas naturales que también estén buscando un seguro la siguiente herramienta les ayudará a encontrar el producto ideal:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.