| 6/20/2012 4:00:00 AM

Entra en vigencia esquema para regalar casas

Ley de vivienda para los más pobres de los pobres será sancionada este miércoles.




Con la firma del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, y del Ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, mañana entra en vigencia la nueva ley de vivienda, que tiene como punto fundamental regalar 100.000 viviendas gratis para los colombianos que viven en situación de extrema pobreza.

"Mañana es un día histórico en el país. Sancionada la ley arranca en firme el programa de la construcción de las primeras 100 mil viviendas, ciento por ciento subsidiadas, para los colombianos más pobres de los pobres", dijo el ministro Vargas Lleras.

Víspera de la sanción de la norma, que fue tramitada en tiempo récord por el Senado y la Cámara de Representantes, el Ministro reiteró su agradecimiento a los congresistas de todos los partidos políticos, que contribuyeron con sus propuestas para enriquecer la Ley: "Agradecemos al Congreso de la República porque en tan solo cuatro semanas le dio trámite a la iniciativa que fue radicada con mensaje de urgencia", dijo.

La sanción de la Ley tendrá lugar a las 10 de la mañana en la Plaza de la Hoja, ubicada en la carrera 30 con calle 19 en Bogotá, sitio contiguo a un lote ofrecido por la administración distrital para la construcción de viviendas de interés prioritario en el marco de este importante programa del Gobierno Nacional.

Vargas Lleras recordó, además, que con la presencia del Presidente Santos, el próximo miércoles 27 de junio arrancan en Medellín las subastas para la elección de los constructores que ejecutarán el programa y que, a la fecha, 213 municipios del país han radicado 414 proyectos de vivienda sobre los cuales el Ministerio y Findeter están realizando, a toda marcha, las respectivas visitas técnicas para emitir la viabilidad de los mismos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?