| 6/30/2016 3:47:00 PM

¿Qué le falta a Colombia para consolidar energías renovables?

Las energías renovables son el futuro del mundo, pero hace falta mucho recorrido para consolidarlas en Colombia. Dinero habló con Astrid Álvarez y Alejandro Lucio de la EEB acerca de las energías renovables en el congreso Andesco.

La antigua gerente de campaña de Peñalosa y actual presidente del Grupo de Energía de Bogotá, Astrid Álvarez, dejó claro que dicho grupo tiene unas deudas pendientes, pero las acciones van muy bien este semestre. En este momento tienen un costo de $1.740 y han alcanzado a costar $1.900, con una rentabilidad de dividendo del 4,2%.

Además, hoy en día son socios de Codensa y tienen inversiones en Bogotá y Cundinamarca, específicamente son dueños del 25% de gas natural en la capital. Con respecto a esto Álvarez dijo “sabemos jugar con socios internacionales muy bien, es de las empresas públicas de Colombia que más socios extranjeros tiene“. El accionista mayoritario de este grupo es la Alcaldía de Bogotá y tienen más de 1.000 accionistas extranjeros.

Ahora bien, cuando de inversionistas se trata hace falta líderes en el tema de energía renovable ya que estos serán aliados importantes a mediano y largo plazo. Para que esto suceda es necesaria una regulación que abra el camino para que los contratos sean de larga duración y no de corta como lo son hoy el día, es decir dividendos a largo plazo. El ejemplo más claro es el contrato de gas en Bogotá que solo se extiende 10 años, en donde no se puede hacer un avance grande.

Lea también: ¿Cómo va el desarrollo de energías renovables en Colombia y Latinoamérica?

Proyectos en el marco de la paz

Por otro lado, exige ajustes en remuneración de los activos en transmisión y específicamente en 4 proyectos en los que está trabajando actualmente el grupo. Algunos de estos proyectos incluyen el desminado de 67 kilómetros de trayecto en 3 departamentos para un total de 187 kilómetros para construir caminos para la energía con una inversión de US$120 millones. En este proyecto participarán 300 personas de las que se quiere que un 80% sean desmovilizados, se les dará capacitación para armar líneas de alta tensión y en el cuidado de los bosques por donde pasan estos.

Alejandro Lucio, experto en Energías Renovables

Con su reciente asignación al cargo de Director Ejecutivo de Ser Colombia, su apuesta es a las energías renovables no convencionales y tiene como prioridad promover la definición de una política de largo plazo y una reglamentación en un marco regulatorio que promueva la diversificación de la matriz energética del país, así se logrará competencia y eficiencia en el mercado.

En cuanto a la inversión extrajera en energías renovables esta ha crecido, el ejemplo está en Isagén. En cuanto a esto se busca ser un mercado atractivo para inversionistas extranjeros, “el problema es que nuestros países vecinos van más adelante que nosotros en término de incentivos y reglamentaciones. Tenemos que dar los pasos adecuados para que los inversionistas nos miren con mejores ojos“.

Lea también: Los países de América Latina que más y menos invierten en energías renovables

La ventaja de los inversionistas extranjeros se basa en el apalancamiento de los proyectos, la diversificación de las fuentes de financiación que se traduce en costos de financiación más cómodos. Para Lucio este es un tema indispensable para que se logren los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Además, es necesaria una inclusión de energías renovables dentro de la matriz energética del país, esto se traduce en políticas y un camino claro para entrar al mercado. También la contratación a largo plazo es necesaria para este tipo de energías “no es cambiar el mundo, es dar nuevas herramientas“ concluyó Lucio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?