| 10/17/2012 5:40:00 AM

En vilo EPS Unicajas Comfacundi por muerte de paciente

Por presunta negligencia en la atención de un paciente fallecido en Bogotá, la Superintendente Nacional de Salud abrió investigación a la EPS. De comprobarse los hechos podría llegar a cerrase.

La superintendente Nacional de Salud, Mery Concepción Bolívar Vargas, reveló que requirió a la EPS Unicajas Comfacundi, del régimen subsidiado, tras la muerte de un paciente.

De acuerdo con la investigación preliminar, el paciente José Ángel Chíquiza murió mientras esperaba la autorización para que se le practicara una diálisis.

“Al parecer por el relato de la familia, es una presunta negación de servicios que están incluidos en el POS y que deben ser garantizados por las EPS, pues ellas son responsables de la calidad, oportunidad, eficiencia y eficacia en la prestación de los servicios de salud”, dijo Bolívar.

El requerimiento de la superintendencia deberá ser respondido en un plazo no superior de tres días.

De confirmarse que la EPS incurrió en los hechos se daría origen a un proceso administrativo sancionatorio que podría conducir a la revocatoria de la licencia de funcionamiento en el régimen subsidiado de Unicajas-Comfacundi.

El paciente se encontraba activo en la base de datos del Fosyga, es decir asegurado a Comfacundi, desde el pasado siete de Septiembre.

La EPS está en una medida de vigilancia preventiva desde Septiembre pasado por incumplimiento de estándares financieros.

También se le designó un contralor, con funciones de revisor fiscal, para hacer el monitoreo y evaluación al plan de acción presentado por la EPS.

Adicionalmente deberá llevar a cabo una depuración de la base de datos de la población afiliada que refleje el estado actual del aseguramiento.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?