| 11/23/2016 9:57:00 AM

IVA de 18% y sin impuesto a las bebidas azucaradas, el primer acuerdo

Dos de los puntos que más controversia han generado en la reforma tributaria, se eliminarían según el acuerdo inicial al que llegaron los ponentes y el ministro de Hacienda. Sin embargo, estas condiciones podrían no incluirse en la ponencia final que se radicará en el Congreso.

El Ministerio de Hacienda y los ponentes de la reforma tributaria llegaron a un primer acuerdo sobre el aumento del IVA y el polémico impuesto a las bebidas azucaradas. El primero no aumentaría de 16% a 19% como se planteó sino hasta el 18%, es decir que se reduciría en un punto porcentual la propuesta, mientras que el segundo impuesto se eliminaría.

Sin embargo, los ponentes saben que este primer acuerdo podría no incluirse en la ponencia que radicarán ante el Congreso, pues aún les quedan muchos temas por debatir en las reuniones con el Gobierno y el futuro de ambas propuestas podría cambiar.

Los congresistas han advertido al Gobierno que, aunque no se grave la canasta básica, el aumento de tres puntos en el IVA tendrá un impacto significativo sobre las finanzas de los hogares de clases media y baja, al igual que el impuesto a las bebidas azucaradas que son consumidas principalmente por las familias de menores recursos.

Sobre este nuevo gravamen, el Gobierno ha insistido en que es necesario para disminuir el consumo de bebidas que afectan la salud de los colombianos y que además su recaudo se destinaría precisamente al sector de la salud.
 
Este miércoles, 23.000 tenderos de Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena, Cúcuta, Ibagué, Santa Marta, Villavicencio, Pereira, Manizales, Pasto, Montería, Neiva, Armenia, Sincelejo, Popayán, Tunja y Valledupar le entregarán una petición firmada al Gobierno para que elimine del proyecto de reforma dicho impuesto. 
 
De acuerdo con Fenalco, agremiación de los tenderos, el impuesto a las bebidas azucaradas disminuiría el ingreso de cerca de 580 mil familias, ya que dichos productos, representan el 20% de sus ventas y el 33% de sus utilidades. 
 
Los reparos del Congreso 
 
Los representantes a la Cámara, Hernando Padauí y Olga Lucía Velásquez, señalaron durante el Foro sobre la reforma tributaria que no están de acuerdo con que se amplíe la base gravable de las personas naturales y no aprobarán puntos como el nuevo impuesto a la gasolina, el impuesto a las bebidas azucaradas y el aumento del IVA sin que se analice su impacto real sobre la economía familiar de las clases media y baja.
 
Los congresistas piden también que el Gobierno presente propuestas alternativas de recaudo que no impliquen la ampliación de la base gravable de personas naturales y que contenga, por ejemplo, un control efectivo o tributación de fundaciones y la prohibición de que estas puedan contratar obras de infraestructura pública. 
 
Otra propuesta es incluir nuevamente en la reforma una cláusula que permita la conciliación de deudas con la Dian para los morosos, luego de ver la efectividad que ha tenido dicha propuesta sobre el recaudo nacional.
 
El presidente de la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, Hernando Padauí, aseguró que los congresistas seguirán evaluando la propuesta de reforma que presentó el Gobierno y que a los congresistas les gustan algunos puntos como el monotributo. Además, buscarán que la reforma permita el desarrollo de la industria nacional y la creación de empleos, que a su vez impulsarán el crecimiento de la economía nacional y por esta vía aumentarán los ingresos de los colombianos y el recaudo del Gobierno.
 
La representante Velásquez también advirtió que es necesario evaluar y mejorar el gasto público, ya que "si no se controla el gasto público, ninguna reforma tributaria nos va a servir". Además, señaló que es necesario unir el centro de estudios de la Dian con los estudios superiores de sus empleados y el mecanismo de contratación por concurso para fortalecer la gestión de dicha entidad. 
 
La reforma y el posconflicto 
El ministro para el posconflicto, Rafael Pardo, explicó que la firma del acuerdo de paz requiere también de la acción eficiente y sostenida del Gobierno, en el país hay más de siete millones de colombianos vulnerables y a eso deben sumarse los territorios con minas antipersona y de difícil acceso. 
De acuerdo con Pardo, la reforma permitirá recursos para realizar inversiones en territorios con baja presencia del Gobierno durante los próximos 15 años. De acuerdo con el ministro, dichos recursos de la Reforma ya fueron asignados.
A esto se deben sumar los estímulos fiscales a las empresas que inicien su funcionamiento en zonas afectadas por el conflicto, que durante diez años generarían inversión por cerca de $100.000 millones de acuerdo con cálculos oficiales. 
El tercer punto serán las obras por impuestos: Pardo señaló que le ha propuesto al Ministerio de Hacienda que las empresas que deseen pueden pagar parte de su tributación realizando obras públicas, de acuerdo con las necesidades de la zona en la que se proyecten las obras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?