| 9/29/2010 12:30:00 PM

En 20 años se eliminaría el déficit de vivienda

Se necesitan construir 348.000 viviendas anuales durante dos décadas para eliminar el déficit habitacional que existe en el país. Esta es la conclusión de un estudio elaborado por Camacol para la Federación Nacional de Departamentos.

La falta de vivienda en el país se debe a que en Colombia no es una prioridad de la política pública y no está en los planes de desarrollo municipal, departamental y mucho menos en el ámbito nacional.

 Esta es una de las principales conclusiones que expone la Cámara Colombiana de la Construcción en su más reciente informe sobre el sector, donde además indica que los departamentos con mayores déficit son Bogotá, en donde se requieren 70.491 viviendas nuevas cada año.

En el Valle del Cauca 111.622 y en Antioquia 44.574, mientras que en San Andrés, Cundinamarca y Amazonas las cifras indican que se necesitan en promedio sólo 400 viviendas nuevas anualmente.

De acuerdo con las cifras divulgadas hoy, del total de viviendas que faltan, un 40% corresponden a las del segmento de interés prioritario. Se necesita construir 137.000 unidades cada año, para cubrir únicamente los nuevos hogares pobres que se crean anualmente. El costo de esta cobertura superaría los $4.400 millones.

Sin embargo las inversiones municipales entre el 2005 y el 2008 en vivienda nueva, apenas superaron los $280.171 millones. “La inversión que realizan las entidades territoriales en el país es insuficiente frente a la magnitud del problema habitacional que enfrentan. Dentro de los recursos de Sistema General de Participaciones, la vivienda no se encuentra priorizada como uno de los rubros obligatorios de gasto. Sólo el 11,6% que corresponde a inversiones de propósito general se pueden desarrollar planes de vivienda”, señaló la presidenta de Camacol, Martha Pinto de De Hart.

La demanda de vivienda de interés prioritario, que es de alrededor de $32 millones, es más evidente en el norte del país en los departamentos de Bolívar, Córdoba, La Guajira, Magdalena, y Sucre. En menor medida están Vichada, Guaviare y Caquetá. Uno de los factores que más influyen para que todavía haya un déficit habitacional es que en su mayoría los proyectos municipales presentan deficiencias en la estructuración y ejecución.

“Son pocos los departamentos que dentro de sus estructuras cuentan con oficinas especializadas en la gestión de vivienda capaces de apoyar a los municipios en la planeación de proyectos de vivienda”, argumentó la Presidenta de Camacol.

Brasil, México, Perú, Chile y Panamá son los casos más destacados de reducción del déficit habitacional en América Latina. En estos países existen instituciones o ministerios responsables de la ejecución de la política y de la administración de recursos de forma constante y estable.

Camacol propuso delegar funciones de la política de vivienda a las gobernaciones para apoyar a los municipios en la estructuración y preparación de los proyectos, así como aumentar los recursos fiscales para su financiamiento.

Para reducir los índices de siniestralidad de los proyectos, el ente gremial propone aumentar los controles que permitan formalizar las actividades de construcción y así reducir la formación de asentamientos precarios.

Es importante resaltar que la vivienda es una de las cinco locomotoras del plan de Gobierno de Juan Manuel Santos, la cual tiene como meta construir entre 200.000 y 300.000 soluciones de vivienda cada año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?