| 4/16/2014 5:00:00 AM

Industria enciende motores

La crisis del sector habría tocado fondo y en los primeros dos meses del año las cifras ya son positivas. Las expectativas son optimistas.

El panorama de la economía colombiana sigue siendo positivo y pese a las dificultades del entorno externo, las expectativas se mantienen por encima de otros países de América Latina.

Los organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional han modificado a la baja los pronósticos de crecimiento pero hasta el momento se han mantenido los vaticinios para el país.

Aún se resaltan los indicadores de diferentes sectores como la minería y los hidrocarburos y otros que han logrado despegar como la caficultura, además de la política monetaria y fiscal controlada por el Banco de la República y el Gobierno, respectivamente.

En 2013 la economía nacional registró un crecimiento de 4.3% y para 2014 se espera niveles similares aunque el repunte de sectores rezagados podrían hacer pensar en un PIB (Producto Interno Bruto) mucho mayor.

Precisamente es el caso de la industria colombiana con un pobre desempeño durante el año pasado pese a los esfuerzos del propio sector privado y los apoyos del Gobierno Nacional.

A mediados de año se diseñó el Plan de Impulso para la Productividad y el Empleo que entrega recursos en créditos, estímulos directos y una serie de medidas en materia de tasa de cambio, contrabando y políticas contracíclicas.

Sin embargo estas no impactaron con la prontitud esperada y la industria colombiana cerró en ceros a finales de 2013.

Pero el nuevo año cambio y las cifras dieron un giro registrándose en el mes de enero un leve crecimiento el cual aumentó a febrero de acuerdo con las propias cifras de las empresas.

Las dos encuestas que miden el sector, tales como la Andi y el Dane, mostraron sus últimos consolidados en el que se observa una reactivación de la industria.

Al parecer la crisis ya tocó fondo y lo que se viene es una etapa de crecimientos básicamente por dos aspectos fundamentales, la recuperación de los socios comerciales de Colombia y los acuerdos de libre comercio.

Tal como lo señala la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, la inició una recuperación de la industria aunque enfatiza que esta se dará a paso lento.

El argumento de la agremiación se da al señalar que hay que trabajar en varios aspectos que garanticen el buen funcionamiento de la producción industrial.

Para poder superar completamente los problemas de la industria se requiere una política pública que ataque los problemas estructurales del sector.

Esta debe incluir medidas trasversales como el de acelerar la dotación de infraestructura multimodal de calidad; ajustar el precio laboral unitario a cargo del empleador a las realidades de productividad del trabajador local y mejorar la calidad educativa enfocada en procesos productivos, donde hoy el Sena tan solo hace aportes marginales.

Por su parte la Andi, sostiene que los resultados industriales para el primer bimestre divulgados recientemente tanto por el Dane, como por la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta, que realiza la asociación son más que positivos.

Aunque las cifras arrojadas por las dos fuentes son diferentes, lo que puede atribuirse a diferencias metodológicas y una mayor participación de la pequeña y mediana empresa en la muestra de la agremiación, entre otros aspectos, en los dos casos se registra una tendencia positiva en lo corrido del año y se ve como la manufactura entra en terreno positivo.

Considera que sin duda, se trata de una buena noticia y lo importante ahora es que tanto las empresas como el Gobierno tomen medidas para que esta recuperación no se revierta y, por lo contrario, se consolide.