| 11/19/2014 7:00:00 AM

Beneficios tributarios le cuestan al país $9,2 billones

La Red Justicia Tributaria, radicó en el Congreso de la República una propuesta para eliminar beneficios tributarios con los que se podrían conseguir los $12,5 billones que tanto anhela el Gobierno para completar el Presupuesto General de la Nación.

Con el propósito de obtener recursos para financiar el Presupuesto Nacional, desfinanciado para el año 2015 en $12,5 Billones, El Gobierno Nacional presentó una Reforma Tributaria con cuatro ejes fundamentales que consisten en:

a. Un impuesto a la riqueza, que reemplaza el impuesto al patrimonio y define unas tarifas marginales entre 0,20 y 1,5%.

b. Una reforma al impuesto del CREE, dejando permanente el noveno punto y breando una tasa adicional de 3 puntos para bases gravables superiores a $1.000 millones.

c. La eliminación de la devolución de los 2 puntos del IVA por compras con tarjetas.

d. Mantener el impuesto del 4×1.000 a las transacciones financieras.

Consideraciones…

Según un estudio de la Red, el costo fiscal de los beneficios, es decir, lo que efectivamente deja de entrar a las arcas de la nación, suma $9,2 billones al año. De este monto, el sector financiero obtiene $2,77 billones de manos del Estado y el sector minero $476.000 millones. Actividades como el comercio, entre otros tipos de servicios, recibirían $3 billones, mientras la agricultura y la industria juntas no sumarían $310.000 millones en beneficios al año.

“El Estado no ha cuantificado la rentabilidad de abstenerse de cobrar unos impuestos, para dejarlos en manos de los privados”.

La fuente…

Aunque los beneficios tributarios han sido un medio para incentivar determinados sectores económicos y privilegiar sectores sociales, nunca se ha hecho un análisis de las relaciones entre costos fiscales y beneficios sociales.

Para la Red de Justicia Tributaria, el Gobierno no ha considerado otras fuentes de financiación como: la eliminación de beneficios tributarios, imponer un impuesto a los dividendos, a las remesas de utilidades al extranjero y la eliminación de la deducción por pago de regalías al sector minero-energético.

En consecuencia el informe radicado en las comisiones económicas Es decir, que el Estado no ha cuantificado la rentabilidad de abstenerse de cobrar unos impuestos, para dejarlos en manos de los privados. Es momento de que el Congreso de la República, la academia, los movimientos sociales, sectores políticos y el mismo gobierno, sean protagonistas de un debate de cara a la población, para evaluar si mantener los beneficios tributarios a algunos sectores se justifica o no.

Conclusiones

Los beneficios tributarios son herramientas con las que cuenta el Estado para estimular actividades económicas que retribuyan positivamente al conjunto de la sociedad. Es la forma en que el Estado renuncia a recaudar unos tributos, para que estos recursos puedan ser aprovechados de mejor forma por los privados para crear empleo y contribuir al desarrollo económico.

Otorgar este tipo de tratamientos en los impuestos debe ser el resultado de un análisis técni- co riguroso, en donde se logre demostrar que la rentabilidad de los recursos que no entran a las arcas del Estado es mayor en manos de los privados que del gobierno. Sin embargo, eso no es lo que está ocurriendo en Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?