| 4/28/2014 7:00:00 AM

El problema de la recuperación económica

Cinco años después de la crisis económica mundial, parece que el inicio de vuelta a la normalidad en las políticas monetarias es cada vez más próximo y esto supone un reto importante para las economías en desarrollo.

A raíz de la perspectiva de cambios adicionales que se puedan implementar en las políticas económicas de los países desarrollados luego de la crisis económica mundial de los años 2007 y 2009, los niveles de incertidumbre para la inversión de las reservas internacionales y los fondos soberanos, se han elevado considerablemente sin que esto se haya visto reflejado en los modelos de riesgo que se han venido empleando.
 
La Presidente del FLAR, Ana María Carrasquilla, consideró que una de las consecuencias más palpables de la crisis financiera de 2007-2009 y la recesión económica posterior, son las políticas monetarias expansivas implementadas por los bancos centrales de los países desarrollados.
 
“Estas políticas se han manifestado en la intervención decida de las tasas de interés, llevándolas a niveles mínimos históricos, incluso cercanas a cero. Esto a su vez ha ocasionado que muchos inversionistas hayan buscado destinos en países en desarrollo en su búsqueda de mayores rentabilidades”, señaló.
 
Explicó que hoy, cinco años después de la crisis económica mundial, parece que el inicio de vuelta a la normalidad en las políticas monetarias es cada vez más próximo y esto supone un reto importante para las economías en desarrollo.
 
“Por una parte, no solamente el ritmo de financiación externa puede disminuir, sino que su costo puede aumentar de forma significativa, ocasionando aumentos en la volatilidad de los tipos de cambio, sino que por otra, el valor de su inversiones internacionales, ya bien sea de reservas o de otros fondos, puede verse afectado por las alzas previsibles en las tasas de interés de mercado”, advirtió.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?