| 1/11/2014 2:00:00 PM

Maduro va "con toda"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está trabajando en la segunda fase de la ofensiva para hacer frente a la "guerra económica" al sector empresarial.

El mandatario venezolano reiteró su ofensiva contra los especuladores y luchar contra el sector privado.

"Yo tengo la segunda fase del plan de ofensiva económica casi listo y en los próximos días estoy ya afinando para lanzarlo", dijo Maduro durante un acto de gobierno en el estado Cojedes (centro) transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

El presidente aseguró que con esta nueva "ofensiva" contra los que le hacen la guerra económica "no va a haber arrepentimiento" y que irá contra "aquellos que se están burlando del pueblo hoy por hoy, acaparando y especulando".

"Que no se quejen, porque voy con todo", enfatizó el gobernante.

Asimismo, pidió el apoyo "del pueblo" para hacer frente a la guerra y "revertirla".

Maduro ha dicho en reiteradas oportunidades que los empresarios y la oposición llevan adelante una guerra económica que se expresa en desabastecimientos de productos de consumo masivo, un mercado ilegal paralelo de divisas y fijación de precios "de usura" al consumidor, todo ello con el fin de desestabilizar su Gobierno.

A principios de noviembre pasado, el jefe de Estado tomó una serie de medidas para hacer frente la supuesta guerra económica, entre las que se cuentan la orden a los comerciantes de bajar los precios de sus productos, lo que generó una oleada de compradores que hicieron colas kilométricas para comprar a "precios justos".

En los primeros días de este año, los comerciantes venezolanos reclamaron no tener mercancía para abrir sus locales e indicaron que tampoco saben si podrán reponer sus inventarios, lo que atribuyeron a las medidas tomadas por Maduro.

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?