| 10/3/2008 12:00:00 AM

El plan de choque

El ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, revela parte del plan para hacerle frente a la crisis financiera global.

Colombia anunció el jueves que estudia varias medidas para enfrentar el embate de la crisis en Estados Unidos, entre ellas, anticipar para este año el desembolso de créditos de libre destinación otorgados por la banca multilateral y programados inicialmente para el 2009.

El ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, dijo que el Gobierno planea crear una línea de crédito en el estatal banco de fomento Bancoldex para ayudar a los bancos que presenten problemas de financiación con el exterior.
Estados Unidos es el mayor socio comercial de Colombia, lo que ha llevado al sistema financiero local a mantener un estrecho vínculo con las entidades de ese país, que atraviesan una severa crisis.

"Ya estamos planteando, que en el Plan Financiero del año entrante, de los 2.400 millones de dólares, podamos empezar a anticipar desembolsos del componente de libre destinación de créditos multilaterales, que se hagan este mismo año", dijo Zuluaga a los periodistas.

"Eso nos permitirá afianzar la posición de caja de la Tesorería (...) en un escenario como el actual siempre es más sano tener la plata en caja", aseguró sin ofrecer detalles del monto de créditos que espera anticipar.

Colombia proyectó recientemente desembolsos por emisión de bonos y de crédito de la banca multilateral por unos 2.400 millones de dólares el año entrante.

De acuerdo con el Plan Financiero del 2009, 1.000 millones de dólares deben provenir de la colocación de bonos y los restantes 1.400 millones de la banca multilateral y de otras fuentes.

DEPENDENCIA MARGINAL DE MERCADO EXTERNO


Pero el grueso de sus necesidades financieras será atendido por la colocación de títulos TES en el mercado local, por más de 11.100 millones de dólares, por lo que la dependencia del Gobierno del mercado externo es relativamente marginal.

A comienzos de la presente década, Colombia acudió a líneas de crédito de emergencia de la banca multilateral, que no usó, pero que le sirvieron como un salvavidas ante los efectos de la crisis financiera de la época.

El saldo total de la deuda del Gobierno alcanzó 78.547 millones de dólares al pasado 31 de agosto, de los cuales un 26 por ciento está denominado en monedas extranjeras y el 74 por ciento restante en pesos.

Para el 2009, el Gobierno debe atender vencimientos de deuda interna por 19,2 billones de pesos (unos 8.800 millones de dólares) y de externa por 2,23 billones de pesos (algo más de 1.000 millones de dólares).

"Estamos mirando a ver cómo se puede tener una línea para ayudar al financiamiento en moneda extranjera del sistema bancario", afirmó Zuluaga.

El funcionario dijo que uno de los efectos detectados en la crisis bancaria estadounidense es que se pueden recortar las líneas de financiamiento de corto plazo para el sistema financiero.

"Estamos viendo a ver cómo podemos contar con una línea de crédito alterna", aseguró.

Zuluaga indicó que, en el momento en que sea necesario, el Banco Central podrá otorgar liquidez adicional al sistema financiero local, respaldada en títulos del Gobierno, TES, por ejemplo.

En las últimas semanas, el cupo diario de subastas para inyectar liquidez al mercado local ha sido fijado por el Banco Central en unos 3 billones de pesos (1.385 millones de dólares).

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?