| 8/30/2016 12:01:00 AM

¿Cuál ha sido el impacto de los cultivos biotecnológicos en el mundo?

Unas 2.000 millones de hectáreas de cultivos biotecnológicos se sembraron en todo el mundo durante los últimos 20 años; mejorar la seguridad alimentaria y conservar la biodiversidad han sido su mejor contribución, según un reciente informe.

En un reciente informe del Servicio Internacional para la Adquisición de aplicaciones de Agrobiotecnología (ISAAA, por sus siglas en inglés) se expusieron los principales aspectos sobre el aniversario número 20 de la comercialización mundial de cultivos biotecnológicos (también denominados cultivos transgénicos o genéticamente modificados).

Según destaca el informe, una superficie acumulada de 2.000 millones de hectáreas de cultivos biotecnológicos (equivalente al doble del territorio total de China: 956 millones de hectáreas), se cultivaron en todo el mundo durante el periodo de 20 años comprendido entre 1996 y 2015.

Los 2.000 millones de hectáreas acumuladas se componen de: 1.000 millones de hectáreas sembradas de soja biotecnológica; 600 millones de hectáreas de maíz biotecnológico; 300 millones de hectáreas de algodón biotecnológico y 100 millones de hectáreas de canola biotecnológica.

“Los beneficios que obtuvieron los agricultores desde 1996 hasta 2015 se estimaron en una cifra que supera los US$150 mil millones”, señala el estudio.

Los principales países sembradores de cultivos biotecnológicos

Un total que oscila entre 17 y 18 millones de agricultores, (90% de los cuales son pequeños productores), sembraron cultivos biotecnológicos en 28 países durante 2015, de los cuales 20 son países en desarrollo y solo 8 son países industrializados.

Estados Unidos continuó siendo el país líder con 70,9 millones de hectáreas (39% del total mundial), con una tasa de adopción superior al 90% para los principales cultivos de maíz (92%), soja (94%) y algodón (94%).

Por su parte, Brasil es el segundo productor más grande del mundo con 44,2 millones de hectáreas (alcanzó el 25% de la producción mundial, por primera vez en 2015), retomó su papel como motor de crecimiento de los cultivos biotecnológicos en el mundo con 2 millones de hectáreas más en 2015 que en 2014.

¿Que se  vislumbra en Colombia?

En el caso de Colombia, se observa que durante el año anterior la superficie de cultivos biotecnológicos representó 100.000 hectáreas de productos como el algodón y el maíz. De esta manera, Colombia ocupó el lugar 18, por debajo de otros latinoamericanos como Brasil, Argentina, Uruguay y Bolivia.

Recientemente el codirector del Banco de la República, Carlos Gustavo Cano, alertó por el retraso del país en materia de cultivos transgénicos en un foro organizado por Semana y Agrobio.

“A menos de que la tecnología para cultivar alimentos evolucione, el mundo no tendrá cómo alimentar a una población que sigue creciendo y el precio de los alimentos subirá en el mediano plazo”, afirmó Cano durante el foro.

Hasta el momento el país tiene 85.251 hectáreas de maíz genéticamente modificado y unas 15.868 hectáreas en algodón. El próximo cultivo en esta línea será el de soya que está cerca de recibir la aprobación del gobierno.

Lea también: El cambio climático amenaza la seguridad alimentaria en Latinoamérica

¿Cómo han contribuido este tipo de cultivos?

Según la investigación, los datos registrados entre 1996 y 2014 demostraron que los cultivos biotecnológicos contribuyeron a:

  • Mejorar la seguridad alimentaria, la sustentabilidad y el cambio climático aumentando la producción de cultivos valorada en US$150 mil millones.
  • Reducir (solo en 2014) las emisiones de CO2 en 27 mil millones de kilos, “lo cual equivale a sacar de circulación 12 millones de automóviles durante un año”.
  • Conservar la biodiversidad en el período de 1996-2014, ahorrando el uso de 152 millones de hectáreas de suelo.
  • Mitigar la pobreza ayudando a más de 16,5 millones de pequeños agricultores que totalizan más de 65 millones de personas.

El informe indica que la tecnología de cultivo tradicional por sí sola no permitirá alimentar a más de 9 mil millones de personas en 2050. “Una opción propuesta por la comunidad científica mundial consiste en adoptar un enfoque equilibrado y sustentable, utilizando lo mejor de la tecnología de cultivo tradicional y lo mejor de la biotecnología para lograr una intensificación de la productividad de cultivos en los 1.500 millones de hectáreas de tierra cultivable en todo el mundo”, puntualizó el informe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?