| 2/7/2017 10:24:00 PM

Dólar fuerte ayuda a las exportaciones pero afecta el crecimiento latino

Foto: Archivo

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo demostró que aunque la depreciación de las monedas de América Latina fortalece sus exportaciones fuera de la región, afecta el crecimiento de la misma al minar las relaciones comerciales entre los países.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reveló cinco choques que reciben las exportaciones de América Latina por cuenta del fortalecimiento del dólar frente a las diferentes monedas de la región.

De acuerdo con el BID, el primer efecto de la devaluación de las monedas de América Latina sobre sus exportaciones es una mayor competitividad de las mismas. Con el fortalecimiento del dólar, el costo de los diferentes bienes y productos que los demás países le compran a la región disminuye, lo que estimula su compra.

Sin embargo, un segundo efecto es que al devaluarse todas las monedas de la región, una en mayor medida que otras, América Latina recibe un impacto sobre su comercio exterior que le obliga a disminuir las importaciones de los demás países de la región, afectando también el crecimiento de la misma.

A todo esto, debe sumarse la creciente volatilidad de los tipos de cambio en la región. Este comportamiento de las monedas latinas, aunque no tuvo demasiado impacto en las exportaciones totales, sí fue negativo para la venta de manufacturas en la región.

Puede interesarle: Colombia avanza lento, pero seguro. ¿Qué pasará en 2017?

Pero no todo son malas noticias. El estudio del BID encontró que, en promedio entre 2003 y 2015, una depreciación de las monedas del 1% real generó un incremento de 0,9% sobre las exportaciones totales de América Latina.

Incluso, las exportaciones manufactureras son aún más sensibles a este efecto y una depreciación real del 1% de las monedas latinoamericanas, aumenta este tipo de exportaciones en 1,2% en promedio.

El organismo multilateral también señaló que la depreciación real de las monedas latinoamericanas es mucho más fuerte si se comparan con los tipos de cambio de países fuera de la región. Sin embargo, y debido en especial a la caída de la moneda de Brasil, dentro de América Latina se han presentado apreciaciones reales considerables de las tasas de cambio.

La advertencia viene del lado del riesgo adicional que representa la volatilidad de las tasas de cambio en medio de un contexto de incertidumbre macroeconómica global y la dificultad para diversificar las exportaciones pues el comercio dentro de América Latina está conformado principalmente por manufacturas, uno de los sectores más sensibles frente a las fluctuaciones del tipo de cambio de cada país.

Recomendado: Exportaciones colombianas terminaron el 2016 al alza, ¿habrá un cambio de tendencia?

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.