| 6/13/2008 12:00:00 AM

El dilema del banco central

El Banco de Bogotá cree que las tasas de interés deberían subir, pero que el República no las aumentará por su división interna. ¿Quiénes están a favor del alza?


El Banco de Bogotá piensa que la junta directiva del Banco de la República debería considerar un aumento en sus tasas de interés de intervención para controlar las expectativas de inflación. Así lo señaló esta mañana en una reunión con cerca de 30 ejecutivos de las mayores empresas de Medellín, el director de investigaciones económicas de la entidad financiera, Camilo Pérez.

Con todo, el economista juzga que el banco central no aumentará sus tasas en lo que resta del año.

“Hay argumentos evidentes para aumentar las tasas”, dijo Pérez. Destacó el hecho de que la inflación es la más elevada de los últimos cuatro años y que tiene una tendencia a acelerar, acercándose al 7%. “Esto afecta las expectativas”, dijo. Para probarlo, citó los resultados de una encuesta reciente del Banco de la República que muestra cómo el sector financiero cree que las metas de inflación del año entrante y de más largo plazo no se alcanzarán.

Un alza de intereses del Banco de la República no afecta la inflación de corto plazo, porque está movida por elementos como el choque petrolero y el alza en los precios de los bienes básicos. Pero afectaría las expectativas para plazos más largos y con eso se evitaría que el disparo de los precios del crudo se convierta en choque inflacionario permanente para la economía, asegura. “Ya se sabe que la meta de 2008 no se va a cumplir, pero ahora están riesgo las de largo plazo. La de 2009 ya está en juego”

La junta dividida
El Banco de Bogotá hizo un ejercicio interesante para predecir lo qué ocurrirá con las decisiones de la junta del República con las tasas de interés. Estudiaron el pasado de cada uno de los codirectores, sus antecedentes académicos y sus decisiones recientes. Con ese método encuentran que los directores del banco están partidos en tres.

De un lado tres directores a favor del alza de los intereses de intervención: el gerente del banco, José Darío Uribe, Fernando Tenjo y Leonardo Villar. Los tres son académicos ortodoxos y muy responsables con la tarea de contener las expectativas inflacionarias.

En otro bando, favorables a una baja, se encuentran el ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga y Carlos Gustavo Cano, exministro de Agricultura de la Administración Uribe. Encuentran para mantener su posición argumentos como que el crecimiento del primer trimestre es sustancialmente más bajo que el del año pasado (4,1% frente a 8,1%) y que los incrementos en las tasas de interés domésticas, acrecientan el diferencial con los tipos de interés estadounidenses y genera más presiones revaluacionistas.

Finalmente en un tercer grupo están Juan Mario Laserna y Juan José Echavarría, que se han jugado en los dos lados y se podrían convertir en el fiel de la balanza en esta decisión difícil.

Con todo, lo que el Banco de Bogotá cree es que sumadas todas las fuerzas dentro de la Junta, ésta mantendrá las tasas estables hasta fin del año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?