| 11/17/2015 12:05:00 AM

¿Por qué se están estancando los salarios en el mundo?

El crecimiento de los salarios reales a nivel mundial se ha reducido significativamente en los ultimos 10 años. La tendencia a la baja en el precio de los alimentos, asi como una menor productividad mundial explican gran parte de lo que está sucediendo.

En la actualidad, el salario promedio global en el mundo, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es de US$17.760 al año, o el equivalente en pesos colombianos de $4.351.000 mensuales.

Lea también: el salario mínimo en Colombia no es tan mínimo

Aunque parece un salario alto, tiene en su interior fuertes factores de desigualdad y aunque su valor nominal aumenta constantemente, su valor real se ha desacelerado al punto de reducirse tanto que para algunas naciones ha perdido valor.

Informes de la OIT han indicado que los mercados laborales de muchos países siguen en situación de caos y que el déficit mundial de empleo es peor hoy que al comienzo de la crisis financiera de 2008. Definitivamente, incorporar al mercado laboral los 395,7 millones de nuevos trabajadores en los próximos 10 años y al mismo tiempo absorber los casi 199 millones de desempleados, es un desafío histórico.

Los impactos de los nuevos trabajadores y sus condiciones laborales sobre el crecimiento de los salarios son muy importantes. Entre 2006 y 2013 los salarios crecieron a una tasa promedio de 5%. En 2013, el crecimiento bajó a 2% junto con la tendencia a acrecentarse.

Solo en 2014, la reducción de ingresos por salario fue tal que equivalió al 1,2% de la producción mundial y al 2% del consumo global. Los salarios más afectados son los de los países desarrollados, ya que solo en Estados Unidos, según el Foro Económico Mundial hay un estancamiento de 3 décadas en los salarios.

Esto no significa que el ingreso no haya crecido. Lo que sucede es que el ingreso real o el aumento de la capacidad adquisitiva de las personas es relativamente menor y no se ha incrementado en los últimos años.

El tema para las economías emergentes no es mejor. Aunque el crecimiento de sus salarios ronda el 6% en la mayoría de las regiones en desarrollo, China es un factor fundamental. Si se le excluye el crecimiento del país asiatico, el crecimiento salarial se reduce a la mitad quedando muy por debajo de los niveles históricos.

Pero, ¿Por qué los salarios se estancan?

Una de las razones más importantes es el comportamiento del precio mundial de los alimentos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el índice de precios de los alimentos que la entidad calcula, pese a que aumentó casi un 4% en octubre de este año, en general los alimentos continúan siendo 16% más baratos que en 2014.

Estos incrementos de precio en determinados productos (azúcar, aceites vegetales y lácteos) fueron causados por las condiciones climáticas desfavorables de los últimos meses por lo que la tendencia general del valor de los alimentos es a la baja.

Si se compara el comportamiento del índice del precio mundial de los alimentos, estos, son 50% más baratos hoy que en 2010.



Fuente: FAO

Adicional, este año se perfila como el peor para la economía mundial desde el 2009 según el Fondo Monetario Internacional, quien decidió bajar las perspectivas de crecimiento de la mayoría de los países en especial las potencias emergentes.

Sumado todo eso, el resultado son índices inflacionarios cada vez menores a lo largo del mundo que pueden tener fuertes repuntes temporales gracias al volátil comportamiento de los alimentos.

Como resultado, en países como Alemania, Francia, Estados Unidos y Canadá, el salario medio real es en promedio 2,8% mayor que en 2007 y en otros como Italia, Reino Unido y Japón es hasta un 6% menor.

¿Qué pasa con América Latina?


En el 2015 la desaceleración del crecimiento económico observada durante 2015 está impactando en los indicadores laborales de la región y hará que la tasa de desempleo promedio urbana llegue este año hasta el 6,6%, luego de alcanzar el 6% en 2014, según estimaciones de la OIT.

Las pocas favorables perspectivas de crecimiento regional para este año prevén una contracción de 0,3% y según las últimas estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), podrían influenciar el surgimiento de una mayor cantidad de empleos informales para compensar la ausencia de oportunidades de empleo de calidad.

En América Latina la contribución del salario a los ingresos familiares es mucho menor que en los países desarrollados. Mientras que en estos últimos representan entre el 70% y el 80%, en la región latina puede llegar al 40% en Perú.

Esto en principio significa que los ajustes de los salarios tienen menor impacto en las economías latinoamericanas cuando son mayores. Por ejemplo, un incremento del 6% beneficiará a solo una parte de los ingresos. En cambio, una reducción en su valor real afectará a la parte más segura de los ingresos familiares.

En la región más desigual del planeta, con altos índices de informalidad y subempleo, donde apenas el 13,7% de los trabajadores tienen un empleo fijo de tiempo completo, y además la productividad no muestra signos de avanzar, ha llevado a que los aumentos salariales cada vez sean más debatibles, no en términos de implementación, si no en términos de reflejar mejoras para los trabajadores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?