| 8/7/2013 8:00:00 AM

El brillo de las economías se opaca

Los BRIC no fueron los salvadores de la economía mundial, dieron un reversazo y su crecimiento económico viene presentando una drástica desaceleración.

Durante la primera década de este siglo, el pronóstico de Jim O’neill fue acertado: Brasil, Rusia, India y China (los BRIC, bloque que integran estos cuatro países) cumplieron las expectativas y, con un crecimiento económico en alza, impulsaron la economía mundial. Sin embargo, en los últimos años esta tendencia ha estado cambiando.

China, por ejemplo, luego de llevar un porcentaje de crecimiento representado en dos dígitos, este año a duras penas alcanzará la meta propuesta de 7,5%. Mientras que India, con un crecimiento del 5%, y Brasil y Rusia con una cifra del 2,5% difícilmente llegarán a la mitad de lo que fue su crecimiento cuando atravesaron el pico más alto de su economía en la pasada década.

Para efectos a corto plazo, estos países podrán aguantar dicha desaceleración. El gobierno chino, a pesar de las deudas que enfrenta, tiene la fortaleza fiscal, tanto para absorber las pérdidas como para estimular la economía si es necesario. Sin embargo, un punto en contra, a largo plazo, es el crecimiento vegetativo que se presenta en este país. Por esto, la economía de China, si bien no ha de irse al piso, sí mantendrá su ritmo lento, ya que el número de personas en edad de trabajar no es suficiente, comparado con las demandas productivas que tiene este país.

Brasil, luego de impulsar la economía y el crédito interno se enfrenta a un aumento de la inflación vs. Un crecimiento económico lento. Un caso muy similar al de India donde el crecimiento acelerado del PIB hace unos años, hizo que políticos e inversionistas confiaran en la idea de que podrían salir de la pobreza. Esto solo es posible si realizan duras reformas económicas.

Nadie estaba preparado
De todas maneras no parecen existir muchas razones para ser optimistas, considerando los importantes desafíos que enfrentan estas “mega economías” y sin duda es latente que otros mercados están en una mejor posición para expandirse más rápidamente.

Mientras que eso pasa con esas economías, Colombia crece, aunque pareciera que existen algunos síntomas de estancamiento. Según Julián López, economista de la Universidad Nacional, “hacen falta políticas que fortalezcan los procesos de internacionalización e integración y que permitan que el país no se estanque. Hay que ayudar a la economía a que vuelva a retomar sus sólidos crecimientos”.

Por ahora los bloques económicos regionales como la CAN, y otros cuantos organismos pueden y deben servir para estos fines, sin embargo, las restricciones actuales dificultan la integración para que los países prosperen. Vale la pena además de abrir mercados, ser sólidos en las fortalezas que se tienen y mantener políticas fiscales y reglas claras para que los inversionistas extranjeros se sigan sintiendo atraídos y así lograr salir airosos de la gripa económica que sufren varias regiones del mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?