| 11/19/2015 12:05:00 AM

¿Los colombianos se están anticipando a la inflación?

De acuerdo con America Retail, los colombianos podrían estarse anticipando al impacto de la inflación sobre sus bolsillos pues hasta el mes de agosto, han aumentado los volúmenes de compra en un 7%, como si estuvieran llenando las despensas antes de que sea muy tarde para el bolsillo.

De acuerdo con America Retail, ante situaciones extraordinarias en los mercados, el consumo de los hogares “suele incrementarse como una manera de prepararse para lo que puede llegar a pasar en el futuro”.

Ante aumentos en los precios como el experimentado en Colombia durante el último año, los hogares están anticipando el impacto que esto tendrá en su capacidad adquisitiva, comprando más volúmenes de productos. De acuerdo con Kantar Worldpanel, el abastecimiento de productos en Colombia ha aumentado en un 7% en el último año sobre todo, en los productos de primera necesidad de los hogares, entre ellos los alimentos y las bebidas.


Fuente: Kantar Worldpanel

María Beltrán, de Marketing y Comunicaciones de Kantar Worldpanel, le explicó a America Retail que los estudios recientes muestran que los colombianos aumentaron el desembolso promedio que hacían en sus compras y que adquirieron mayor cantidad de unidades. Lo anterior, se asemeja al comportamiento de los hogares cuando se abastecen, comprando más para estar preparados para los siguientes meses en donde la inflación podría continuar al alza.

El estudio muestra que el desembolso promedio de los hogares en alimentos aumentó un 8% alcanzando un gasto en promedio de $708.703, por encima del registrado en la categoría de aseo personal (6%) y bebidas (4%).

Este fenómeno en donde pese al crecimiento de la inflación, las cantidades de producto compradas por los hogares crecen, pero sobre todo en los productos de consumo básico, mientras que la demanda de bienes durables caen si sus precios aumentan.

En Colombia para la mayoría de la población el precio es fundamental a la hora de tomar decisiones de compra, haciendo la claridad de que tiene más peso la necesidad, como lo afirma Camilo Herrera, en dónde "si se necesita leche, se compra leche”.

Según una encuesta del Dane sobre la canasta familiar colombiana, los gastos de las familias han cambiado significativamente en la última década, destinando una buena parte de éstos a la compra de productos que antes no tenían tanta importancia, como las llamadas de larga distancia, los celulares y sus accesorios, la cuota de administración del conjunto residencial, comer en restaurantes, el seguro del carro, los cursos y posgrados, las guarderías y veterinarias, la peluquería y los potenciadores sexuales.

Sin embargo, en momentos de crisis, la sociedad colombiana actúa de acuerdo con sus posibilidades adquisitivas: una familia de clase media no comprará bienes durables como electrodomésticos y vehículos; una de menos ingresos buscará promociones de alimentos y arreglará la ropa antes de comprar nueva; y una de ingresos altos buscará aprovechar los precios bajos de la crisis y comprará más.

Pero ni siquiera en los momentos más duros los colombianos dejan de comprar alimentos y bebidas gaseosas, pues son necesarios para el día a día, aunque permanece la duda de por qué el producto que más ha crecido en alimentos durante el último año sean las galletas dulces.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?