| 12/17/2008 12:00:00 AM

El 2009 se ve difícil: Andi

Según la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta, de octubre, la producción se redujo 1,8%, las ventas totales cayeron 1,2% y el comercio interno se estancó.

“Lo que vemos es que el año 2008 cierra con comportamientos negativos en la industria. No crecen ni la producción, ni las ventas generales ni al mercado doméstico. Eso nos lleva a afirmar que tal vez el crecimiento general de este año bordeará el 3%, y me hace ser menos optimista para el año entrante, probablemente el crecimiento que estaremos esperando para el 2009 va a ser inferior al de este año. Con los datos del PIB del tercer trimestre podremos mirar inversión, comercio exterior que son fundamentales para imaginar que va a pasar el año entrante". Con estas palabras, el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, calificó el 2008 como un año regular y dejó entrever que 2009 será inferior para los industriales.

El dirigente gremial sostuvo además, que el2008 cierra con comportamientos negativos en la industria, pues no crecen ni la producción, ni las ventas generales ni al mercado doméstico. Según los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) para octubre de este año, estos muestran que la industria tuvo un pobre desempeño en el 2008. En efecto, tanto la producción como las ventas presentan una caída alrededor del –1,5% y los demás indicadores registran en general una tendencia menor a lo que se tenía hasta el 2007.

Para el 2008, los empresarios presupuestan un crecimiento nominal de las ventas totales del 7,8%, lo que en términos reales representaría un crecimiento del 2,7%.

Cae la producción y las ventas en la industria
De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la Andi realiza con Acicam, Acoplasticos, Andigraf, Anfalit, Camacol, Icpc y la Cámara Colombiana del Libro en el período enero-octubre del 2008, comparado con el mismo período del 2007, la producción se redujo en -1.8%, las ventas totales cayeron –1,2% y, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno se estancaron (-0.1%).

Al analizar el comportamiento sectorial de la industria, se observan caídas en producción o ventas para la mayoría de los sectores, particularmente las actividades de hilatura, hierro y acero, vehículos automotores y las autopartes, registran caídas superiores al 10% en producción y ventas.

Con respecto al indicador de la utilización de la capacidad instalada, en el mes de octubre se situó en 77,8%, nivel similar al observado en los últimos meses, aún por encima del promedio histórico, pero por debajo del 83% registrado en el mismo mes del año anterior.

Según los empresarios continúa la moderación en la demanda por productos manufacturados: los pedidos son calificados como altos o normales por el 68,6% de la producción industrial, mientras que los inventarios son calificados como altos por el 27,4% de la producción. Hace un año estos indicadores eran de 91,2% y 21,4%, respectivamente. Con respecto a los inventarios es importante mantener un estrecho monitoreo de esta variable, en particular en actividades como textiles, confecciones, sustancias químicas, productos de cerámica no refractaria, productos metálicos, electrodomésticos y vehículos, donde para el mes de octubre de 2008, más del 55% de los encuestados calificó sus inventarios como altos. La situación es incluso más compleja si se tiene en cuenta que para los sectores de textiles, sustancias químicas, electrodomésticos y vehículos más del 60% de la producción encuestada califica sus pedidos como regulares o bajos.

La Andi asegura que el clima de los negocios mantiene un nivel relativamente alto ya que el 55,7% de los industriales califica la situación de la empresa como buena, frente a 71.8% en octubre del año pasado. Sin embargo, preocupa la tendencia en las expectativas de corto plazo: hace un año el 39.5% de los empresarios consideraba que estas mejorarían y para octubre del presente año dicho nivel se situó en 24%. Adicionalmente, el 11,8% de los encuestados consideran incluso que empeorarán, comparado con solo el 3% en octubre del 2007.

Al preguntarle a los empresarios sobre los principales obstáculos que enfrentaron durante el mes de octubre en el desarrollo normal de su actividad, éstos fueron en su orden: baja demanda, costo y suministro de materias primas, cartera, tipo de cambio, competencia en el mercado, bajos márgenes de rentabilidad, falta de capital de trabajo, contrabando y competencia desleal, y problemas de orden público. Vale la pena hacer un seguimiento detenido al indicador de rotación de cartera, el cual se ha ido incrementando de manera importante durante los últimos meses.

Perspectivas moderadas para el 2009
Para el próximo año los empresarios mantienen unas perspectivas moderadas y así lo manifiestan en los presupuestos de ventas. En efecto, de acuerdo con sus proyecciones, las ventas industriales, para el 2009, aumentarían en 7,8% en términos nominales, lo que equivaldría a un aumento del 2.7%, en términos reales.

Los principales aspectos favorables para el 2009, según los empresarios, están asociados con las perspectivas de mayores exportaciones, nuevos mercados y las expectativas de mantenerse la devaluación; también con las estrategias microeconómicas dirigidas a aumentar la capacidad interna de las empresas y a mejorar la competitividad, con base en el incremento de la productividad; con mejoras en la comercialización, nuevas líneas de producción e innovación, entre otras.

Por otro lado, las mayores dificultades están relacionadas con la mayor incertidumbre debido a la desaceleración de la economía y el impacto de la crisis financiera internacional. También los empresarios mencionaron entres sus preocupaciones para el próximo año, potenciales problemas de rentabililidad, mayor contrabando, una menor disponibilidad de recursos para financiar los proyectos de inversión y para capital de trabajo y las altas tasas de interés.

Respecto a los factores que afectarán de alguna manera el desempeño para el 2009, según los encuestados, son las condiciones del mercado y los cambios internos orientados a la competitividad en las empresas, los que aparecen como los factores más favorables. En cuanto a los factores desfavorables, los encuestados resaltan en primer lugar la incertidumbre asociada con la desaceleración de la economía colombiana y el impacto de la crisis financiera internacional, seguido por la rentabilidad, y los temores de una menor disponibilidad de recursos para financiar los proyectos de inversión y para capital de trabajo. El contrabando y las altas tasas de interés ocupan los lugares siguientes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?