| 11/3/2015 5:00:00 AM

Los desastrosos efectos del cambio climático: el caso del río Cauca

Un nuevo estudio del Banco de la República deja al descubierto las complejas consecuencias del cambio climático en el segundo rio más importante de Colombia poniendo en riesgo a más de 6 millones de personas.

Colombia tiene una riqueza hídrica envidiable. Según, el instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), la oferta hídrica del país supera en varias veces la internacional.

El problema es que la compleja geografía del país hace que la mayor parte de estos recursos no estén al alcance de los principales centros urbanos. En efecto, la mayoría de los ríos, humedales y cuencas se encuentra en las zonas apartadas del Pacífico, Amazonía y Orinoquía.

Si a esto se le suma que todavía hay en Colombia cerca de 4 millones de personas (9% de la población) sin acceso a fuentes de aguas mejoradas o aptas para el consumo y la presencia cada vez más fuerte de El Niño, la necesidad de cuidar los ríos adquiere un nivel más alto de importancia.

Lea también: Colombia, a pensar más en los ríos

El segundo río más importante del país

La contribución económica de este caudal en el total nacional es gigantesca. Aproximadamente 6,5 millones de personas viven en las riberas del cuerpo de agua y en su conjunto generan casi el 20% del PIB total.

No obstante, un recurso natural de semejante potencial, que la mayoría de los países emergentes envidiaría, no está siendo aprovechado pos sus pobladores más cercanos.

Inclusive, el estudio afirma que conforme la población se va alejando del río el ingreso por habitantes va aumentando. En la región Caribe por ejemplo, quienes están más cerca tienen un PIB per cápita de $1,4 millones, mientras que los más alejados alcanzan $2,8 millones.




Cañón del río Cauca, Antioquia

Los efectos climáticos

La productividad tiene un papel importante. Debido a que la mayoría de los pobladores se dedica al sector agrícola, su nivel ingreso dependerá de qué tantos kg de alimentos se produzcan por hectárea.

Y en este caso, el impacto ambiental tiene riesgos significativos. En especial para la región Caribe. En esta zona, prácticamente toda la producción económica depende de los cultivos, especialmente de la yuca y el plátano que alcanzan el 83% del producto agrícola.

El asunto recae en que la zona que baña el río Cauca en el Caribe suele inundarse gran parte del año impactando el potencial de los cultivos. Sin embargo, los efectos del cambio climático en El Niño y La Niña han elevado las épocas de sequía y acrecentado las inundaciones respectivamente.

Estudios del Ideam confirman la fragilidad de este ecosistema. Cerca del 61% del territorio bañado por el río tiene una capacidad de adaptación al cambio climático media y el 18% muy baja.

Además, el 49% de la zona afectada por el caudal del río seria de 10% a 30% más seco que en la actualidad durante las próximas dos décadas.

El último Estudio Nacional del Agua de 2014 destaca que el cambio climático ha aumentado la frecuencia e intensidad de fenómenos como El Niño. La falta de planificación de los recursos hídricos es una de las razones que aumentan los impactos ambientales, ya que gran parte del agua utilizada para los cultivos proviene de las lluvias.

Y estas también podrían reducirse drásticamente. La mitad del territorio estudiado podría tener hasta 30% menos lluvias entre en los siguientes veinte años. Por si fuera poco, el informe concluye que el mayor impacto del clima cambiante lo enfrentarán las zonas de mayor producción.

El daño ambiental podría ser inimaginable
de concretarse estas predicciones, dañando fuertemente la biodiversidad nacional.

Riesgo socioeconómico inminente

En definitiva, el desuso, el descuido estatal y la falta de conciencia por parte de la población y el sector productivo han llevado al rio a una situación crítica.

Para entender la complejidad de las consecuencias a largo plazo en la población hay que conocer que la incidencia de la pobreza en las poblaciones directamente relacionadas con el río es en promedio 80% y la población con necesidades básicas insatisfechas supera el 60%.

“En medio de la desventaja relativa en la que se encuentra la zona de influencia del río Cauca con respecto al resto del país, y en ausencia de políticas públicas específicas para esta población, el reto del gobierno está en implementar medidas de contingencia que contribuyan a que este territorio se embarque en un desarrollo sostenido de largo plazo” concluye el estudio del Banco de la República.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?