Revista Dinero

Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional

| 12/8/2012 7:00:00 AM

EE.UU. puede caer en un "precipicio fiscal"

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo que el riesgo de que EE.UU. caiga en el "precipicio fiscal", con abruptas subidas de impuesto y recortes de gastos, pone en peligro la supremacía económica estadounidense.

En una entrevista emitida por la BBC, Lagarde asegura que "Estados Unidos es el líder mundial, (el dólar) es la divisa de reserva mundial y un valor seguro. Para proteger esto, para asegurarse de que su liderazgo perdura, se tiene que eliminar esta incertidumbre".

En opinión de la responsable del FMI, el desacuerdo entre demócratas y republicanos sobre cómo evitar ese 'precipicio fiscal', "alimenta dudas sobre ese liderazgo" de EE.UU..

El llamado "precipicio fiscal" se desencadenaría a principios de 2013 si el Congreso no alcanza un acuerdo, así sea de mínimos, para evitar que coincidan en el tiempo aumentos de impuestos generalizados y recortes drásticos al presupuesto que llevarían a EE.UU. a la recesión.

Lagarde recordó el efecto dominó que produciría la falta de acuerdo político en Washington; "si la economía estadounidense crece un 2 % menos, habrá un 1 % menos de crecimiento en México, en China...".

"Si Estados Unidos sufre como resultado del abismo fiscal, con una eliminación total de su crecimiento, esto va a tener repercusiones en todo el mundo", insistió Lagarde, quien recordó que lo más urgente es "eliminar la incertidumbre y la duda lo más rápido posible".

Hoy el presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., el republicano John Boehner, lamentó que se haya perdido otra semana para conjurar ese peligro y criticó que el mandatario estadounidense, Barack Obama, no haya hecho aún una propuesta "seria", en su opinión.

Obama propone que se prorroguen las rebajas impositivas vigentes desde el mandato de George W. Bush (2001-2009) solo para los ingresos por debajo de los 250.000 dólares anuales, de modo que aumente la presión fiscal sobre los ricos.

Los republicanos se oponen a una subida de impuestos a las grandes fortunas e insisten en que la estrategia de reducción del déficit debe venir del lado de los recortes del gasto federal, especialmente en los programas sociales más costosos como la sanidad para los jubilados o las pensiones públicas de la seguridad social.

EFE

                                                              
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×