| 11/5/2010 3:00:00 PM

Economía

La entidad proyectó niveles bajos de inflación para el 2011 y lo que resta del 2010, al tiempo que no descartó grandes intervenciones para contener la apreciación del peso frente al dólar.

El gerente del emisor, José Darío Uribe, dijo que la inflación terminaría este año por debajo del punto medio del rango que estableció como meta el Banco Central, de un 3%, en tanto que en el 2011 el indicador estará cerca del 2%. El directivo atribuyó las bajas presiones inflacionarias a la apreciación del peso, los excesos de capacidad de producción de la economía que da menos incentivos a aumentar los precios, así como al cierre comercial con el mercado venezolano.


"Vemos una altísima probabilidad de que la inflación sea inferior a 3% este año", afirmó Uribe en una presentación sobre la situación y las perspectivas de la economía colombiana. El gerente del emisor estimó un rango de inflación para el 2010 de entre uno y cuatro por ciento. "El equipo técnico está proyectando una inflación no muy lejana al 2% el año entrante", sostuvo.


La baja inflación le sirvió al Banco Central para recortar en los últimos dos años su tasa de interés de referencia desde un 10% al actual mínimo histórico de 3%, para impulsar un mayor crecimiento de la economía colombiana. El emisor mantuvo su proyección de que el Producto Interno Bruto (PIB) de este país sudamericano se expandirá en promedio en un 4,5% en el 2010 y el 2011.

 

Uribe dijo que no se descarta realizar grandes intervenciones en el mercado cambiario para contener la apreciación del peso. Hasta ahora la única intervención que mantiene el Banco Central es la compra de al menos US$20 millones de dólares diarios a través de subasta, que activó en una primera fase entre marzo y junio y posteriormente reinició en septiembre e irán hasta mediados de marzo.


Pero el organismo ha recibido críticas de los empresarios del país, que aseguran que las compras han sido pequeñas para contener el alza del peso, que acumula un 11% en lo que va del 2010. "Que en el pasado esas intervenciones grandes no hayan funcionado no significa que en el futuro no vayan a funcionar, de hecho nosotros no descartamos hacer intervenciones grandes", afirmó Uribe.


El funcionario también resaltó la efectividad de la intervención verbal del emisor en el mercado cambiario, que provocó un quiebre en el ritmo de subida de la moneda local.
Algunos analistas mantienen sus expectativas de que el Banco Central y el Gobierno adopten medidas más agresivas asociadas con un control de capitales, aunque otros señalan que eso podría demorar la recuperación del grado de inversión por parte de las calificadoras de riesgo, una década después de haberlo perdido.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?