| 1/27/2017 8:44:00 AM

Echavarría se enfrenta a su primer reto a cargo del Banrep

Para la primera reunión del Banco de la República este año, la mayoría del mercado espera que la autoridad monetaria disminuya nuevamente la tasa de interés. Sin embargo, el gerente sabe que este año debe cumplirse la meta de inflación y hay quienes advierten que podría no suceder.

El nuevo gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, se enfrenta hoy a la primera Junta Directiva de la entidad desde que asumió el cargo y lo hace en medio de un bajo crecimiento económico que contrasta con una inflación superior al 5%.

Entre agosto del 2015 y julio del 2016, el Banco de la República endureció la política monetaria y aumentó sucesivamente sus tasas de interés desde 4,5% hasta 7,75%. El segundo semestre del 2016 los tipos de interés quedaron estables y en la última reunión de ese año, la Junta Directiva dio el primer paso en la senda de descenso de las tasas de interés y le restaron 25 puntos básicos hasta 7,5%.

La Encuesta de Opinión Financiera de Fedesarrollo para este mes reveló que el 63,6% de los analistas espera que el Banco de la República reduzca sus tasas por segundo mes consecutivo y las ubique en 7,25%, también esperan entre dos y cuatro reducciones adicionales a lo largo de este año de modo que para la última junta de este año, el Emisor tenga una tasa de interés entre 5,75% y 6,25%.

Estos mismos analistas señalaron que la inflación para el primer mes del año continuará su tendencia descendente y será de 5,41% anual, mientras que al cierre de este año llegaría a 4,5%, aún por encima del rango meta que estableció el Banco de la República de entre 2% y 4%.

Lea también: Analistas esperan reducción de tasas de interés e inflación ¿Usted qué cree?

Para diciembre de 2018, los consultados por Fedesarrollo calculan que el Índice de Precios al Consumidor sería de 3,8%, dentro del rango meta pero superior al resultado más conveniente que es de 3%.

Ya en diciembre del 2016, la encuesta de analistas del Banco de la República había advertido que las expectativas de inflación estaban nuevamente al alza y en ese momento llegaron a 4,51% para el cierre de este año, mientras que el crecimiento esperado por el mercado en este año se ubica entre el 2,5% y el 3%.

Aunque la inflación ha mostrado una fuerte disminución desde julio del 2016, cuando llegó al 9%, y cerró el 2016 en 5,75%, para uno de los codirectores del Banco de la República es preocupante que la inflación de bienes no transables, que refleja mejor la presión de la demanda, no cede al mismo ritmo. Mientras en agosto era de 5,05%, en diciembre cerró en 4,85%.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, también tiene un asiento en la Junta Directiva del Emisor y hace varios meses señaló que la inflación en descenso permite una reducción también de las tasas.

Sin embargo, Echavarría ya advirtió que “hay que hacer lo que toca, independiente de lo que piense el Gobierno y cualquiera”, esto quiere decir mantener la inflación en el rango meta y un buen crecimiento en el mediano plazo.

A esto debe sumarse el efecto de la reforma tributaria, que entre otras cosas incrementó el IVA hasta el 19%, y de acuerdo con varios analistas tendría un efecto de casi un punto porcentual adicional sobre la inflación de este año.

El gerente Echavarría se enfrenta así al dilema entre crecimiento e inflación, pues si bien es necesario relajar las tasas de interés para permitir una mayor dinámica de la demanda interna que contribuya a un mayor crecimiento económico del país este año, el Banco de la República, como el mismo Echavarría señaló, “no se puede dar el lujo de incumplir la meta por tercer año consecutivo”.

Recomendado: ¿Volverá la inflación a su nivel normal este año?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.