| 11/3/2013 8:00:00 AM

Bogotá hace la tarea en empleo

El Distrito Capital generó 77,247 nuevos puestos de trabajo durante el tercer trimestre del año, equivalentes a 14.9% de los creados en toda la nación.

Según el último boletín de Mercado Laboral del Observatorio de Desarrollo Económico de Bogotá, elaborado con cifras del Dane, durante el tercer trimestre de 2013 la tasa de desempleo de la capital se situó en 8.8%, cifra menor a la obtenida por el país (9.4%), y a la registrada por la ciudad durante el mismo periodo del año anterior (9.4%).

El boletín indicó, además, que el Distrito Capital generó 77,247 nuevos puestos de trabajo durante el periodo en mención, equivalentes a 14.9% de los creados en toda la nación. Los sectores que más contribuyeron a aumentar el número de ocupados en la capital del país fueron ‘servicios de salud, educación, sociales y personales’, ‘intermediación financiera’ e ‘industria manufacturera’.

El boletín también señaló que el trabajo asalariado, relacionado con puestos de trabajo de calidad, se incrementó en 5.5% durante el mismo periodo, en tanto que el trabajo no asalariado decreció -2.3%. Debido a estas variaciones, 56 de cada 100 trabajadores del Distrito Capital cuentan con un trabajo de calidad, cifra que apenas llega a 41 de cada 100 en el agregado nacional.

El Secretario Distrital de Desarrollo Económico, Carlos Simancas, señaló al respecto que “estos resultados muestran, una vez más, el dinamismo de la economía de la ciudad vía la generación empleo”.

El funcionario agregó que “con los datos publicados, que permiten analizar los primeros nueve meses del año, el 2013 se perfila como un año favorable para Bogotá en materia laboral, ya que durante este periodo generó 111,396 empleos asalariados, es decir, uno de cada tres empleos de calidad creados en el país durante dicho periodo”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?