| 7/31/2008 12:00:00 AM

Dólar por encima de los $1.800 el jueves

El cambio de estrategia de los inversionistas Off-Shore y la disminución en la liquidez de los bancos han puesto la tendencia al alza. Hoy subió $8.

El dólar abría la mañana del jueves en $1.811, 25.mostrando desde su inicio la tendencia alcista del mercado. Durante toda la jornada se negociaron US$877 millones a un precio promedio de $1.800.46, esto es, $8 por encima de la TRM del miércoles que fue de $1.792,24. El máximo alcanzado fue de $1.819.

Para los operadores de divisas en las diferentes mesas de negociación consultados por Dinero.com, que el dólar no haya caído como podría esperarse por el aumento de tasas del Banco de la República la semana pasada, tiene razones tanto coyunturales como estructurales.

En cuanto a lo coyuntural, los analistas manejan dos explicaciones. La primera se refiera a que los inversionistas extranjeros (Off-Shore, como se les conoce también), cambiaron su estrategia de inversión. Ahora especulan con los rumores de una posible suspensión de las medidas de control a la entrada de capitales. “Ante esta situación lo que están haciendo es que están invirtiendo en TES (títulos del gobierno) a través de cuentas de margen”, comentó uno de los analistas.

El mecanismo es muy sencillo. El inversionista toma una posición de $1.000 millones en TES con tan solo $60 millones. El resto lo financia con créditos. No tienen necesidad de comprar el título completo, y de esa forma no tienen que traer grandes cantidades de dólares, que es lo que hace que la divisa caiga de precio. Traen pocos, o reinvierten los que ya tienen en el país.

La segunda explicación tiene que ver con la falta de liquidez que ahora enfrentan muchos bancos. Los analistas creen que los traders de divisas que manejan los grandes volúmenes de dólar en los mayores bancos, se encuentran cortos para cumplir sus posiciones de contado. Esto los obliga a comprar dólares para cumplir las operaciones con sus clientes.

Finalmente las razones estructurales del país y su situación actual también pesan sobre las expectativas de los inversionistas. La pérdida de ritmo de la economía ya empieza a tener efecto sobre las decisiones de inversión en nuestro mercado.

Los analistas reconocen que la economía no está mal, pero creen que pasar de crecer un 8% a 4%, influye en la entrada de capitales haciendo que disminuya la euforia y aumente la cautela.

Por otro lado para Colombia y para los mercados emergentes en general, la disminución en el precio de los commodities (petróleo, carbón, oro, ferroníquel, etc) es un problema, por ser bienes exportables por los que se reciben dólares. “Esto puede ser un punto de presión para que la economía a futuro se empiece a resentir. Por esto nosotros vemos el dólar en el corto plazo por encima de los $2.000”, comentó Álvaro Camaro, analista de la firma comisionista Stanford Bolsa y Banca.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?