| 12/8/2014 5:00:00 AM

¿Se vienen tiempos de crisis?

El viernes la tasa de cambio cerró en $2.304,12. Parte de la subida del dólar se le atribuye a la fuerte caída del precio del petróleo, no obstante hay expertos que prevén tiempos de crisis.

Desde hace varias semanas se viene hablando de la subida que se está registrando día tras día en la tasa de cambio. Analistas preveían que el año cerraría con el dólar entre $2.150 y $2.180. No obstante estos niveles ya fueron superados.

Parte de la subida del dólar por encima de los niveles planteados por los analistas obedece a que agentes del mercado se adelantan a algunos hechos, entre ellos que durante el próximo año continúe la tendencia bajista del petróleo.

Esto significará beneficios para los exportadores del país pues sus productos serán mejor remunerados al salir del país, no obstante serán los consumidores quienes sientan el impacto del dólar a la hora de adquirir productos de tecnología y en términos generales lo que llega importado al país.

Si bien un dólar alto trae consigo ganadores y perdedores, el profesor de Economía de la Universidad de Los Andes, Marc Hofstetter asegura que si bien “la depreciación acelerada es una válvula de escape también puede ser señal de tiempos difíciles, como los vividos en 2008”.

Por otra parte, Alejandro Reyes, Director de Investigaciones Económicas de Ultrabursátiles sostiene que una vez entre el invierno con más intensidad, se podrá registrar una recuperación en el precio del petróleo lo cual contribuirá con una corrección en el precio del dólar que lo podrá llevar hasta los $2.220.

No obstante aclara que si en Colombia se termina aprobando la Reforma Tributaria con el actual impuesto al patrimonio se registrará presión sobre la tasa de cambio que puede continuar su ascenso hasta los $2.340.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?