| 12/9/2015 10:10:00 AM

“Dividendo económico de la paz permitiría un crecimiento adicional de 1,1% a 1,9%”: DNP

Colombia podría duplicar su ingreso per cápita en el largo plazo consolidándose como un país de ingreso medio alto. Inversión, ahorro y consumo entre los indicadores más beneficiados.

Un estudio del Departamento Nacional de Planeación (DNP) indica que el crecimiento potencial del Producto Interno Bruto (PIB) del país podría alcanzar tasas de 5,9% anual, cifra superior al nivel de crecimiento potencial actual de 4%.

El estudio utiliza una metodología en la cual se toman los 117 países que han tenido conflictos armados de la base de datos de Universidad de Uppsala de Suecia, que permite cruzar 16 variables para clasificar los países según la intensidad de los conflictos armados (alta o baja).

De esta muestra, se filtraron los países que tuvieron una terminación del conflicto, para obtener 36 países (31 con acuerdos de paz y 5 con victoria militar). El DNP realizó su estudio analizando el impacto económico de la terminación del conflicto sobre 16 de las principales variables de desarrollo de un país.

Beneficios en el consumo, la inversión y el ahorro

El resultado más importante es que el gran dividendo de la paz es la confianza y se ve reflejada a través de dos canales: en primer lugar habrá un efecto interno con un aumento de la tasa de inversión y el consumo de los hogares. Estos factores impulsan el crecimiento de la economía, con un mayor aporte en los primeros años después de la firma del acuerdo. En segundo lugar, el externo, con mayor inversión extranjera para el país y una mejora en el comercio vía mayores exportaciones.

“Aplicando este resultado a la economía colombiana se tiene que un dividendo de 1,9 puntos porcentuales adicionales implica una tasa de crecimiento potencial del 5,9% en un escenario de paz, que se basará principalmente en la mayor confianza en el futuro del país”, dijo el director del DNP, Simón Gaviria Muñoz.

Entre los principales resultados que se pueden destacar del estudio realizado por el DNP se destacan son los siguientes:

La tasa de inversión es la variable que más impacto positivo tiene con un acuerdo de paz y se convierte en el motor del crecimiento económico. El dividendo obtenido es de 5,5 puntos del PIB de aumento en esta tasa. Esto significa para Colombia en el largo plazo, una tasa de inversión cercana al 35% del PIB.

Inflación más baja y menor desempleo

Tomando la información de los 18 países con procesos similares a los de Colombia, en un escenario de postconflicto los dividendos de la paz se traducen en 0,5 puntos menos de inflación y hasta 1,5 puntos de menor desempleo.

Un país de ingreso medio-alto para la siguiente década

Como explica el director del DNP, se podría duplicar el PIB per cápita en menos de diez años, consolidando a Colombia como un país de ingreso medio-alto. Esto permitiría alcanzar un ingreso per cápita de US$12.000 en el largo plazo, frente a US$6.800 actualmente.

También, se espera un alza de la Inversión Extranjera Directa (IED), con un dividendo que se refleja en un aumento de 3,3 puntos del PIB. Esto permitiría alcanzar US$36.000 millones de IED en el largo plazo, frente a US$12.000 millones de hoy.

Una economía más dinámica

En términos generales, según explica el DNP, habrá un incremento de la apertura y dinamización de las exportaciones con una mayor oferta de bienes y servicios para el comercio internacional. El dividendo es de 6,4 puntos del PIB adicionales de exportaciones, lo que le permitiría a Colombia alcanzar los US$65.000 millones sostenidos en el largo plazo.

Se espera un fortalecimiento profundo del crecimiento en los sectores de agricultura e industria. Los dividendos para estos sectores son de 1 punto porcentual de crecimiento adicional en el largo plazo. El sector de la construcción continuará jugando un papel fundamental en el posconflicto. El dividendo es de 4,4 puntos adicionales de crecimiento en el mismo período.

En otras palabras, la industria podría crecer 20% más, el sector agrícola 22% y la construcción hasta un 40% adicional.

Finalmente, el aumento en el gasto neto de ingresos del Gobierno sería del 0,7% del PIB, ya que el estudio muestra que en los grupos de países analizados los gastos aumentarían en 2,1% del PIB y los ingresos lo harían en 1,4% del PIB. No obstante, para el caso colombiano, cabe recordar que el país adelanta un gasto por $9 billones anuales en víctimas, lo que implica que el gasto neto de ingresos pueda ser inferior al 0,7% del PIB.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?