| 9/26/2012 3:33:00 PM

Distribución de las regalías está funcionando

Hace un par de años los recursos provenientes de las regalías no llegaban a ser el 2% del PIB y en este momento superan el 5,4%.

La Subdirectora del Departamento Nacional de Planeación, Paula Acosta, afirmó que el nuevo Sistema General de Regalías (SGR), se constituye no solo en un instrumento que materializa la equidad y facilita la cohesión territorial, sino que reduce la desigualdad entre regiones, al permitir que el Índice Gini de la distribución de dichos recursos pase de 0.92 a 0.39.

Al intervenir en la instalación del seminario “Políticas e Instrumentos para la Cohesión Territorial”, convocado por Eurosocial y la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional, Acosta recordó que antes de la reforma, el 80 por ciento de los recursos de regalías se distribuían entre los departamentos productores. “Ahora todos los departamentos y municipios reciben recursos, con una distribución, sin duda, mucho más equitativa”.

La Subdirectora del DNP dijo ante delegados de Brasil, Chile, Perú, Ecuador y de Centroamérica que la reforma que comenzó a aplicarse hace solo cuatro meses cobra mayor importancia, dado el avance reciente del volumen de recursos que se generan a través de la explotación de recursos no renovables.

“Hace un par de años estos recursos no llegaban a ser el dos por ciento del PIB. En este momento superan el 5,4 por ciento del PIB de Colombia”, precisó.

La Subdirectora del DNP señaló que en esta dinámica se siguen reconociendo los recursos para las entidades territoriales productoras, “entendiendo que hay unos costos asociados. Unos costos ambientales y sociales en las zonas de explotación”.                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?