| 7/19/2015 5:00:00 AM

¿Pueden los cupos de género llevar más mujeres a la alta dirección?

Casi todos coinciden en que no hay suficientes mujeres en la alta dirección de las empresas, pero no hay mucho acuerdo sobre la mejor manera de aumentar su cantidad y la diversidad de los directores. Algunos países emplean objetivos voluntarios, mientras que otros recurren a medidas legislativas más duras (y a menudo polémicas) como cupos obligatorios para abordar el problema.

En Europa, los cupos de género vinculantes se están imponiendo cada vez más. En marzo, Alemania se convirtió en el último país europeo en disponer la obligatoriedad de los cupos. A partir de 2016, las grandes empresas alemanas deberán ocupar el 30% de los puestos no ejecutivos del directorio con mujeres. Alemania sigue los pasos de otros países europeos como Noruega, Italia, Francia y España en instaurar esta política.

Sin embargo, los 28 países de la Unión Europea distan de tener una postura unánime respecto a la forma de llevar más mujeres a los directorios, y los avances han sido desiguales. Este mes, los intentos de la UE de acelerar y unificar el cambio encontraron resistencia: la propuesta de la Comisión Europea de elevar el porcentaje de todos los tipos de directores de las compañías que cotizan en bolsa a 33% en 2020 se vio reducida a un 20% después que algunos países miembros argumentaron en favor de medidas no vinculantes para incrementar la representación femenina.

El Reino Unido no ha elegido el camino de los cupos sino una fijación de objetivos voluntaria y un código de conducción empresarial. Aunque las mujeres ocupan menos del 25% de los puestos de directorio en las compañías del FTSE 100, esto representa un aumento con respecto al 12,5% de 2011, cuando la revisión de una comisión del gobierno puso de relieve la falta de directoras. El próximo paso en el Reino Unido será aumentar el número de directoras ejecutivas, ya que la mayoría de las mujeres de los directorios del FTSE 100 ocupan cargos no ejecutivos.

Equilibrio de género

En los Estados Unidos, donde es poco el interés por los cupos, el equilibrio de género en los directorios de las compañías avanza a ritmo más lento. Las directoras ocupan menos del 20% de los puestos del directorio en las compañías del índice accionario Standard Poor’s 500, de acuerdo con un estudio de 2014 de Catalyst.

En comparación con países como Noruega, donde las mujeres ocupan el 35,5% de los cargos de directorio en las compañías del índice accionario europeo (según el mismo estudio de Catalyst), el progreso en los EE.UU. ha sido deslucido. Noruega adoptó métodos rigurosos hace una década, optando por un cupo obligatorio de 40% para las integrantes del directorio y aplicando sanciones que incluían la disolución de la compañía para quienes siguieran desobedeciendo la ley.

Una dirigencia y una conducción más variadas se asocian a “mejores resultados empresariales y un mejor desempeño social de la compañía”, dice Brande Stellings, vicepresidenta de Catlyst Corporate Services. “Los accionistas y los inversores prestan cada vez más atención al riesgo de no tener directorios con variedad de género”.

(Bloomberg)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?