| 7/2/2014 3:00:00 PM

Deuda externa colombiana crece 15.9%

A marzo del presente año este rubro alcanzó un monto de US$94.620 millones, mientras que en igual periodo de 2013 registró US$81.651 millones.

Un nuevo crecimiento registró la deuda externa colombiana en el mes de marzo del presente año, de acuerdo con el informe del Banco de la República.

Según el Emisor al tercer mes del año este rubro alcanzó un monto de US$94,620 millones, registrando un crecimiento anual del 15.9%.

Este saldo representa un 23.9% del Producto Interno Bruto, PIB, 2.3 puntos porcentuales (pp) más que un año atrás.

El incremento del saldo fue explicado por el crecimiento del endeudamiento de largo plazo (17%), y en menor medida por el endeudamiento de corto plazo (9%).

Sectorialmente, tanto el saldo del sector financiero como el saldo del sector real aumentaron en 18%, y 15.5% respectivamente.

La deuda externa está concentrada principalmente en préstamos bancarios (US$47,515 m, 50%) y en bonos (US$37,589 m, 40%).

Cabe señalar que 91.5% de las acreencias externas están representadas en dólares, existiendo también, con menores montos, créditos en pesos colombianos (7.5%), Yenes (1%) y Euros (0.5%).

El incremento de 15.9% en el saldo de las obligaciones externas durante los últimos doce meses fue liderado por el sector público, cuya deuda creció US$7,421 m (16%), mientras la deuda externa del sector privado presentó un aumento de US$5,547 m (15.8%).

Durante 2014 a marzo, el costo promedio del endeudamiento externo por parte del gobierno y de las empresas públicas presentó un aumento frente a lo contratado durante 2013, al pasar de una tasa promedio del 3.5% en 2013 a una tasa del 5.2% durante el primer trimestre de 2014.

Por el contrario, el costo del endeudamiento del sector privado registró un descenso, al pasar de 2.7% en diciembre de 2013 a 2.1% en diciembre de 2013.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?