| 9/2/2016 11:55:00 AM

Deuda externa en Colombia representó el 41,3% del PIB

A mayo, la deuda externa colombiana alcanzó un valor de US$115.966 millones (41,3% del PIB). De esto, el 12,7% corresponde a obligaciones de corto plazo y el 87,3% a endeudamiento de largo plazo.

El saldo de la deuda externa en Colombia representó el 41,3% del Producto Interno Bruto (PIB) en mayo, según un reciente informe preliminar del Banco de la República donde se dio a conocer los resultados sobre deuda externa en el periodo de enero a mayo de 2016. El valor registrado representa un aumento de 3,4% con respecto al registrado a finales del 2015.

La deuda externa colombiana alcanzó un valor de US$115.966 millones. De esto, el 12,7% corresponde a obligaciones de corto plazo y el 87,3% a endeudamiento de largo plazo.

Deuda externa colombiana

Fuente: BanRep

El sector privado

A mayo de 2016, el saldo de la deuda externa del sector privado fue de US$46.537 millones, lo cual representa el 16,6% del PIB. De este saldo, el 31% correspondió a las obligaciones de corto plazo y el restante 69% a obligaciones de largo plazo.

El sector público

Por su parte, el saldo de la deuda externa del sector público de Colombia alcanzó un monto de US$69.429 millones, esto equivale al 24,7% del PIB y representa un incremento de 2% respecto a diciembre de 2015.

De este saldo, el 99% correspondió a las obligaciones de largo plazo y el restante 1% a obligaciones de corto plazo.

El reporte incluye principalmente los préstamos del Gobierno y las empresas con personas o entidades en el exterior, así como las titularizaciones o la emisión de bonos en mercados internacionales.

Lea también: Es inquietante la deuda externa colombiana en un entorno de baja demanda mundial

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?