| 9/16/2015 5:00:00 AM

Los colombianos no están satisfechos con sus ingresos y sus empleos

Durante el primer semestre de 2015, aproximadamente 1 de cada 4 personas ocupadas manifestó no estar satisfecho con su nivel de ingresos y buscar mejores opciones laborales.

Aunque es evidente que el desempleo (eje derecho) ha bajado de 12,4% en el primer semestre de 2010 a 9,36% durante los primer seis meses de 2015, las personas ocupadas no estan del todo convencidas con los empleos que han logrado obtener.



Fuente DANE – Cálculos Dinero

Por un lado, el empleo subjetivo inadecuado por ingresos, que mide el porcentaje de personas que ha manifestado su incoformidad con el salsario que actualmente gana y desea buscar un empleo donde sus ingresos sean mayores, ha logrado bajar 3 puntos porcentuales en los ultimos 5 años y la tendencia actual indica que el comportamiento puede continuar.

Este es un buen indicador en cuanto a equidad del ingreso se refiere, pues cada vez menos personas declaran incorformidades con el salario que ganan (aproximadamente 122.759 personas han mejorado mejorado la percepción de su salario).

Sin embargo, al observar el comportamiento de estos índices, se resalta por un lado la tímida recuperación del desempleo en los últimos meses y en segundo lugar el abrumador incremento de las personas que han demostrado su insatisfacción y deseos de cambiar su actual empleo por uno donde sus competencias puedan ser utilizadas completamente.

Visto de otra manera, 276.269 personas en el último año han accedido a nuevos trabajos que o no pertenecen a la rama de su formación o sienten que pueden explotar mejor sus habilidades en otro tipo de cargos.

Diferencias regionales


Pero, ¿por qué? Para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) los grandes proyectos de infraestructura de los países aunque forman empleo difícilmente generan puestos de altos ingresos. Una pista puede estar en el comportamiento de los indicadores anteriores por regiones del país.



Fuente DANE – Cálculos Dinero

En el último año, el crecimiento de los inconformes con su ingreso se ha visto en mayor medida en la zona costera del país. Tanto el pacífico como el atlántico colombiano son las únicas dos zonas donde el inconformismo ha aumentado.

Junto a la región central, estas dos regiones han sido las que mayor atención han recibido por parte de los programas de infraestructura gubernamental y privado. Sin embargo, la región centro sale bien librada gracias a los buenos resultados del sector cafetero en los últimos meses y de su industria siendo la que lidera el crecimiento manufacturero en el país (3,6% en el segundo trimestre).

Lea también: ¿En cuáles regiones del país la industria mejora y en cuáles no?

La región atlántica en especial ha mostrado una fuerte tendencia a la baja en las tres categorías industriales sin mostrar signos de recuperación desde el último trimestre de 2014 lo que le ha resultado en la pérdida del 0,5% de sus empleos.

Mejor preparados pero sin oportunidades


Si la región central goza de un buen momento, los empleados del resto de país tienen mucho que envidiarle. Tan solo en Bogotá, 1 de cada 5 personas empleadas considera que su empleo no está de acuerdo a sus capacidades y ha manifestado buscar uno mejor.



Fuente DANE – Cálculos Dinero

Este comportamiento tiene dos rostros. Por un lado, la rotación laboral puede ser un poderoso incentivo para que las personas continuamente se estén capacitando en busca de mejores opciones de empleo, afirma el BID.

Sin embargo, si es un número significativo de personas que toman la misma decisión de rotar al tiempo la consecuencia directa es un aumento temporal del desempleo (entendiéndose por temporal que no se espera que sea de muy larga duración por la activa búsqueda de las personas en busca de mejores condiciones).

Pero temporal, puede llegar a ser muy extenso hasta no encontrar una opción que justifique las competencias. E inclusive, puede convertirse en una “trampa de bajo ingreso” ya que la no encontrar un trabajo razonable en un periodo determinado de tiempo se optaría por aceptar un empleo sin relación alguna con las competencias desarrolladas, manifiesta también el Banco Mundial.

Este mismo efecto se aplica a los que manifiestan buscar mejores ingresos. En todo caso, si hay algo que aprender de la región del eje cafetero es que además de su bonanza en la producción del bien tradicional colombiano, se ha esforzado por reforzar sus industrias secundarias destacando las industrias básicas de hierro y acero y la producción de chocolate.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?