| 5/8/2015 8:00:00 AM

Baja el desempleo en Estados Unidos pero no crece la economía

La economía más grande del mundo, es a su vez el principal socio comercial de Colombia y el país de origen de la mayor inversión extranjera nacional. Su bajo crecimiento y menor desempleo sorprenden. ¿Qué quiere eso decir?

La interpretación de los indicadores económicos de Estados Unidos en el primer trimestre del año significa ir más allá de entender la coyuntura. Tras haber registrado un crecimiento del 0,2% y una tasa de desempleo de 5,5% surge la duda sobre ¿De qué manera estos indicadores afectan la decisión de la Reserva Federal de aumentar o no la tasa de interés este año? La mejora en empleo pero sin crecimiento sugiere una caída en la productividad, ésta podría indicar un menor desempeño del crecimiento en los próximos años. En general, son malas noticias. La pregunta entonces será, si sin menor crecimiento la economía generará inflación, y allí es donde más difícil resulta ponderar las decisiones de la Fed.

Esta semana el Departamento de Comercio de los Estados Unidos junto con el U.S Census Bureau revelaron las cifras de la balanza comercial de marzo. Los resultados registraron un déficit de US$51,4 billones, que en parte obedece a mayores importaciones de bienes de consumo. El mayor déficit comercial sugiere que el dato de 0,2% de crecimiento será revisado a la baja, es decir posiblemente indique más adelante un crecimiento negativo del segundo trimestre.

Aunque para algunas personas fue decepcionante la tasa de desempleo de marzo, pues tan solo se registraron 126.000 nuevos empleos, el menor número desde 2013, para otros, la cifra de desempleo de 5,5% muestra bienestar en la economía pues sigue siendo la más baja desde mayo del 2008. Según Bloomberg, la tasa de abril fue de 5,4% mostrando una ­continuación de esta tendencia, y registrando menor nivel que en mayo de 2008.



Fuente: U.S. Bureau of Labor Statistics,

El empleo en servicios de salud aumentó de 30.600 a 55.600 personas seguido por el sector de construcción que registró 45.000 trabajadores, el dato más alto desde enero de 2014. Sin embargo, sucedió lo que se temía en el sector industria, dados los menores precios del petróleo se presentó una pérdida de 15.000 trabajos, la más grande desde mayo de 2009.

A pesar de presentarse una baja tasa de desempleo, esta no evidencia la verdadera situación laboral que vive Estados Unidos según “Close But Not There Yet: Getting to Full Employment in the United States“ de Ravi Balakrishnan y Juan Solé.

Según los autores, la relación empleo/población (cuantas personas en capacidad de trabajar están empleadas) se encuentra en un nivel menor en cuatro puntos porcentuales que el observado en la crisis de 1929. Esto genera grandes dudas sobre si realmente se está viviendo una mejora en el mercado laboral.



Estos resultados nos dejan a la espera del anuncio de la Reserva Federal, donde posiblemente comuniquen la decisión de realizar un ligero aumento de la tasa de interés en septiembre en vez de los dos que tenían planeados. Al mismo tiempo, como se mencionaba al comienzo del artículo, este panorama puede nublar el crecimiento de 0,2% del primer trimestre del año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?