| 9/30/2010 11:10:00 AM

Desempleo a la baja

La tasa de desempleo en Colombia para agosto fue de 11,2%, una reducción frente al 11,7% del mismo mes de 2009. Tasa de ocupación, la mayor del decenio. Subempleo en Bogotá disparado. Ibagué reaparece en la lista de las ciudades con mayor desempleo.

La tasa de desempleo en Colombia para agosto fue de 11,2%, una reducción frente al 11,7% del mismo mes de 2009. Es un buen dato, pero el país sigue manteniendo la segunda tasa de desempleo más alta del continente.

Los movimientos en el empleo, como los de muchas otras variables macroeconómicas son generalmente lentos. Por eso el resultado de este mes no es particularmente sorprendente.

Desde agosto de 2008 la tasa de ocupación – esto es, el número de personas ocupadas como proporción de la población económicamente activa - ha venido subiendo. Pasó de 51,5% en ese mes a 53,3% en agosto de 2009 y a 55,5% en agosto de este año.

La tasa de ocupación, como lo ha reportado Dinero.com en los últimos meses, ha mostrado consistentemente niveles récord para lo que va del siglo. Esto volvió a ocurrir en agosto. El indicador fue también superior al valor de todos los agostos desde el año 2000. El país creó en los últimos doce meses, algo más de un millón de empleos nuevos.

La pregunta usual es ¿por qué si crece la ocupación a niveles récord, no cae más rápido el desempleo?

La respuesta está en la Tasa de Global de Participación (TGP), que mide la cantidad de personas que están empleadas o activamente buscando empleo como proporción de la población económicamente activa. Esta también ha crecido de forma sostenida desde agosto de 2008.

La TGP pasó de 58% en agosto de 2008 a 60,4% en agosto de 2009 y a 62,5% en agosto último. La cifra de este año fue también la mayor del decenio.

Mientras la tasa de ocupación es un indicador de la demanda de mano de obra, la TGP es un indicador de oferta. Eso explica por qué a pesar de que la ocupación aumenta, la tasa de desempleo no baja más rápido. Hay una mayor cantidad de personas empleadas, pero a la vez hay más gente saliendo de sus casas a buscar empleo.

Esto ocurre por varias razones. Una es que cuando mejora la economía, aumenta la probabilidad de emplearse y por eso hay más gente interesada en salir a buscar empleo. También porque los estudiantes de los colegios y las universidades salen en busca de empleo pero no lo consiguen rápidamente.

Subempleo
El otro problema de la cifra de ocupación está en que una parte del nuevo empleo es de mala calidad. La tasa de subempleo, que muestra la porción de gente que trabaja menos horas de las que puede o en un cargo menor al de sus capacidades o por un sueldo menor al que le correspondería, pasó de 11,2% en agosto de 2009 a 13,3% en agosto pasado. Es un incremento sustancial. Los datos de agosto muestran que en agosto había 19,3 millones de ocupados y algo más de 10 millones de subempleados.

“El hecho de tener el salario mínimo como proporción del PIB per cápita sea el más alto de América Latina y que los costos laborales sean también los más altos de América Latina, dan como resultado una situación en la que es imposible crear empleo formal”, le dijo hace un tiempo a Dinero.com el investigador de la Universidad de los Andes, Fabio Sánchez. Con las restricciones salariales quienes buscan empleo tienen que moverse hacia la informalidad o al desempleo.

Un asunto que vale la pena resaltar es que el crecimiento del subempleo es un fenómeno muy fuerte en Bogotá y menos importante en el resto de las ciudades del país.

Por ciudades
El asunto más importante en este mes es la reaparición de Ibagué en la lista de las tres ciudades con mayor desempleo del país. Pereira sigue siendo el lugar con el mayor problema de desempleo, con una tasa de 21,3% medida en el trimestre junio- agosto de 2010. En enero la tasa de desempleo fue de 20,6% en esa ciudad.

Le sigue Popayán, que tampoco es un protagonista nuevo de este desastre laboral, con 18,8% y luego Ibagué con 18,2%. Ibagué había conseguido salir de la lista con programas de empleo en la región y pequeñas ferias comerciales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?