| 10/7/2012 2:00:00 PM

Denuncian nuevo “cartel de la tierra”

Buena parte de las tierras baldías, reservadas para adjudicarlas a campesinos pobres, fueron tituladas a personas pudientes de Antioquia, muchas de ellas de la región de Urabá.

Un nuevo cartel dedicado a robar tierras de la Nación para adjudicarla y titularla a gente rica y poderosa descubrió, en un trabajo conjunto con la Procuraduría General, el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder.

Buena parte de las tierras baldías fueron tituladas a personas pudientes y no campesinas del departamento de Antioquia, muchas de ellas de la región de Urabá, reveló el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar.

Por esta situación, que el titular de la cartera agropecuaria calificó como acciones de “una verdadera mafia”, se abrieron más de mil 500 expedientes. Este lunes el Incoder presentará la denuncia respectiva ante la Fiscalía.

En los hechos, ocurridos hace más de tres años, pero destapados públicamente hasta ahora tras una minuciosa investigación, están comprometidos exfuncionarios y excontratistas del Incoder.

Uno de los casos descubiertos fue la adjudicación y titulación de ricas tierras a una adinerada señora del Urabá con un patrimonio superior a los tres mil millones de pesos.

“Hemos encontrado y documentado, con la colaboración y el acompañamiento muy estrecho de la Procuraduría general; que en años anteriores, tres o cuatro, se constituyó una verdadera mafia delictual en donde participaron como cómplices antiguos funcionarios y contratistas del Incoder y otros servidores públicos, quienes se coaligaron para entregarle tierras baldías y titular predios a gente rica y poderosa que no lo necesitaba”, indicó el ministro Restrepo Salazar.

Los baldíos ilegalmente titulados hacían parte de los reservados por el Gobierno para ser entregados a campesinos pobres sin tierra.

El ministro de Agricultura informó que al margen de las acciones penales, el Incoder revocará las fraudulentas titulaciones para que esos predios ingresen al “Banco de Tierras” del Estado y se cumpla el propósito social de titularlos a la población campesina desposeída de tierra.

“Así como hubo despojos por la violencia, así también hubo manejos indelicados y en manguala, de adjudicación de tierras a quienes no las necesitaban”, afirmó el titular de la cartera agropecuaria.

Dijo que el Gobierno seguirá “con la escoba de la limpieza” porque la política agraria no es sólo buscar, como se está haciendo, que los jueces agrarios ordenen la devolución de la tierra a los despojados, sino también las actuaciones de limpieza y de escoba ética y moral.

“Estas tierras pertenecen a los campesinos de Colombia y no a unos ricos y opulentos que no tenían porqué hacérselas titular”, puntualizó el ministro Restrepo Salazar.

La denuncia del ministro fue hecha este fin de semana en el marco de la entrega por parte del Ministerio de Agricultura a través del Banco Agrario, de viviendas rurales a familias campesinas de varios municipios de Urabá. El acto se realizó en el corregimiento de Monte Verde, jurisdicción de Turbo. 
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?