| 6/29/2011 7:00:00 PM

Demandas en sector infraestructura ascienden a $850.000 millones

El ministro de Transporte, Germán Cardona dijo que con este monto que hay en procesos contra Inco, Aerocivil, Invias, se podrían construir 200 kilómetros de nuevas vías. Además alistan paquete de licitaciones por $2,5 billones.

El Gobierno reconoce que este es uno de los problemas más graves para las finanzas del sector y que ponen en riesgo los desembolso para nuevas obras.

El Ministro de Transporte dijo que contra el Inco hay cinco demandas, de las cuales dos tienen un monto indeterminado por $132.733 millones.

Contra la Aerocivil hay dos demandas con pretensiones por valor superior a $50.000 millones.

Por su parte en Invías enfrenta procesos de 290 demandas por un valor de $650.000 millones.

La suma de estos procesos jurídicos suma $850.000 millones, dinero con el que se podrían construir 200 kilómetros de nuevas vías.

El ministro Cardona dijo que con Planeación Nacional alistan un documento Conpes para institucionalizar las buenas prácticas para los contratistas.

El funcionario resaltó que ya es hora que los contratistas pequeños sean conscientes de sus limitaciones y procuren licitar en obras que correspondan a sus capacidades para no caer en retrasos e incumplimientos.

Dijo que bajo el nuevo esquema que se va a implementar se premiarán a los contratistas que tengan mayores avances en obras.
"El Gobierno debe ser responsable a que se giren los recursos a tiempo y garantizar de que los desembolsos se inviertan en la obra que corresponda", precisó Cardona.


Anunció que la próxima semana llegan al país inversionistas españoles interesados en participar en obras en el país por lo que buscan socios locales.

En las próximas semanas saldrá a licitación un paquete de licitaciones por $2,5 billones, el cual está en revisión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?