| 1/7/2016 12:00:00 AM

Así está afectando el déficit en cuenta corriente a los colombianos

Está presionando el alza del dólar, el endeudamiento externo del país e incluso el alza de las tasas de interés. El ‘talón de Aquiles’ de la economía está cambiando la vida cotidiana de los colombianos y su corrección podría demorarse ¿Por qué?

Al cierre del tercer trimestre de 2015 Colombia cerró con un déficit en cuenta corriente del 7,7% del PIB, uno de los más altos de su historia y uno de los peores en el mundo, por encima de países como Brasil o Rusia.

El codirector del Banco de la República, Carlos Gustavo Cano, lo define como ‘el talón de Aquiles’ del país pues al final del día nos está diciendo que como grupo estamos gastando más de lo que ganamos. El funcionario aseguró que ajustar esa situación va a tomar bastante tiempo pues “el común de los industriales, que exportaba a Venezuela y Ecuador no sólo va a tener que esperar el efecto de la devaluación sino que va a tener que cambiar de destino”. De acuerdo con Cano históricamente las exportaciones tardan dos años en responder al alza del dólar.

El aumento del indicador está cambiando algunas cosas para los colombianos desde el dólar a las tasas de interés. Algunos analistas creen que está presionando el alza del dólar ya que las importaciones son más altas que las exportaciones.

Por otro lado, el déficit es una de diversas razones por las cuales el Emisor comenzó a subir las tasas de interés este año. También podría llevar a que aumente el costo de la deuda externa para el gobierno y las empresas si los inversionistas internacionales creen que ahora este es un país más riesgoso.

En el pasado Colombia financió el faltante gracias a la inversión extranjera directa y de portafolio pero tras al desplome del petróleo la llegada de recursos del exterior ha disminuido, lo que está obligando a que el país se endeude más.

Lea también: Es inquietante la deuda externa colombiana en un entorno de baja demanda mundial

Tras el comienzo de la normalización de la política de la Fed, “es muy probable que los dineros que venían antes mermen su ritmo de entrada, que ya es obvio, (…) o que haya una parada súbita o inclusive una ‘reversada’ y en ese momento habría problemas para financiar el déficit”, dijo Cano. “Personalmente no creo que sea una buena idea salir a vender reservas para frenar el alza del dólar, esas reservas son preciosas y tienen que guardarse para un eventual problema de financiamiento externo. Las Reservas Internacionales son el instrumento que cerraría la diferencia en una eventual insuficiencia de financiamiento”, agregó.

Por ahora el camino del ajuste implica que la economía crezca a un menor ritmo y que se generalice un apretón del cinturón.

“Frente al déficit de cuenta corriente tan grande que tenemos, el gobierno no está haciendo el ajuste y entonces lo va a tener que hacer la empresa privada con un gran costo para la economía”, dijo por su parte el senador Ivan Duque. El economista explicó que los recortes de gasto público hasta ahora no son suficientes.

Al gobierno también le preocupa el déficit y ha dicho que tratará de llevarse la mayor parte del ajuste, dándole algo de más aire el sector privado. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo a la prensa recientemente que en 2016 el país podría tener un faltante de 5,8% del PIB y que en 2017 volvería a un nivel ‘aceptable’ del 5% del PIB.


*Último dato publicado. Fuente: Bloomberg, elaboración: Dinero. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?