| 3/9/2017 9:33:00 AM

¿Bueno o malo?: El debate por proyecto de ley de horas extras en Colombia

El proyecto de Ley 172 de 2015 busca establecer como jornada diurna la comprendida entre las 6:00 a.m. y las 6:00 p.m, considerando recargos nocturnos entre las 6:00 pm y las 10:00 pm. Expertos plantean lo bueno, lo malo, los beneficios y perjuicios de esta propuesta.

A finales del año anterior, la comisión séptima de la Cámara de Representantes aprobó en un segundo debate el proyecto de ley que busca que la jornada de trabajo ordinaria vuelva nuevamente al horario comprendido entre las 6 de la mañana y las 6 de la tarde, que actualmente va hasta las 10 de la noche. Igualmente, busca que el recargo por trabajo en dominical retorne del 75% al 100%.

No se pierda: Las opiniones encontradas con el proyecto de ley de horas extras

Durante el mes de febrero, la Ministra de Trabajo, Clara López, hizo un llamado al Senado para que citara en el mes de marzo el debate en la Comisión séptima para continuar con el proyecto que busca revivir las horas extras.

Dado que el proyecto de ley se encuentra a sólo dos debates de ser aprobado, actualmente reaparece la discusión sobre la aprobación de este proyecto. Ante este panorama es preciso identificar las diferentes posiciones (negativas y positivas) al respecto:

Los que están a favor

Según el Ministerio de Trabajo, la ampliación de la jornada de trabajo nocturna “significa dos horas más que redundarán en un aumento de los ingresos laborales de los trabajadores colombianos”.

Además, la cartera ministerial indica que la propuesta implica $75.000 mensuales adicionales para cada trabajador, mejoras en la productividad de la mano de obra y una justa remuneración al trabajo nocturno.

“Se trata de un proyecto de profundo calado social, que traerá importantes alivios a los trabajadores colombianos, quienes desde hace muchos años estaban esperando esta buena noticia”, señaló López.

Asimismo, el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario aseguró que se evidenció el fracaso de la Ley 789 de 2002, ya que no creó en 4 años los 640.000 empleos que se prometieron y sí disminuyó las garantías laborales de los colombianos.

Para Iván Daniel Jaramillo Jassir, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, “la propuesta está basada en la demostración de la ineficiencia de la degradación de garantías laborales para crear empleo, que no solo es una estrategia inadmisible desde la perspectiva del trabajo decente sino que constituye una falacia económica”.

Lea también: La exitosa empresa donde la jornada empieza a las 9:06 de la mañana... en punto

Con el proyecto de Ley 172 de 2015 se establece la recuperación de los recargos nocturnos y las horas extras nocturnas que se pierden en el lapso de 6:00 p.m. a 10:00 p.m. y el 25% de recargo por trabajo en dominical.

La Ley 789 de 2002 “desconoce las dificultades del trabajo nocturno y dominical que derivan de los mayores costos de transporte, el compromiso de actividades familiares y el sacrificio de horas de descanso fisiológico necesario”, afirmó Jaramillo.

Los que están en contra

En un reciente informe sobre tendencias laborales de Fedesarrollo, se planteó que la Ley 789 de 2002, fue un factor fundamental en la lucha contra el desempleo y la informalidad.

De acuerdo con la entidad, el desempleo se redujo de niveles promedio de 15,6% en 2002 a niveles de 9,2% en 2016. Así mismo, entre diciembre de 2002 y diciembre de 2016 se han creado más de 6,5 millones de puestos de trabajo, mientras que el número de personas desocupadas ha disminuido en cerca de un millón durante el mismo período.

(%) Evolución tasa de desempleo

Fuente: Dane / Fedesarrollo

También dentro del informe se destacó que la informalidad decreció alrededor de 2,5% entre el año 2007 y 2016, lo cual representa la creación de más de 1,4 millones de empleos formales.

Además se señala que, dado el incremento de los costos laborales que asumirían los empleadores al reducir la jornada de trabajo diurna, los impediría a los mantener dos turnos de trabajo de ocho horas, “lo cual podría provocar una ola de despidos en las empresas que actualmente manejan esa modalidad de contrato”.

En términos generales, Fedesarrollo concluye que el proyecto de Ley 172 de 2015 desincentivaría la creación de más empleo formal y pondría en riesgo la estabilidad del mercado laboral, teniendo en cuenta el contexto de desaceleración económica actual.

En una entrevista concedida a Dinero el año anterior, el Presidente de Fenalco, Guillermo Botero, aclaró que con la Ley 789 sí se crearon los empleos esperados, en un momento donde el país presentaba tasas de desempleo muy altas. Según Botero, 12 meses después de ejecutada la Lay 789, los ocupados habían crecido en más de 900.000.

Según Botero, con el ajuste que se plantea con el nuevo proyecto de ley, se presentaría un efecto de no contratación de personal nuevo, o en su defecto, no reemplazando personas que se retiran, lo que afectaría duramente las cifras de empleo.

Le puede interesar: ¿Proyecto de ley de horas extras generaría desempleo?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.