| 11/1/2011 12:22:00 AM

De $1.028 billones son las demandas contra el Estado

La cifra es comparable con la deuda de Grecia, el PIB anual de Suiza y dos veces el PIB colombiano, aseguró el presidente de la República, Juan Manuel Santos.

A cada colombiano, entonces, le corresponderían “$22 millones de riesgo por las demandas contra el Estado”.

El primer mandatario señaló que con estos recursos el país podría construir 33 millones de viviendas de interés social y medio millón de jardines infantiles, así como costear los estudios superiores de 55 millones estudiantes y de primaria a 55 millones de menores.

Hoy existen 260.000 demandas en contra de la Nación, de las cuales la de mayor monto corresponde a una acción interpuesta contra el Ministerio de Agricultura por $594 billones que está a la espera de un fallo de segunda instancia en el Consejo de Estado.

El primer mandatario resaltó que desde el 2000 y hasta la fecha se han pagado $3,6 billones por esta clase de acciones legales contra el Ejecutivo.

Al respecto manifestó que el Estado no ha tenido buenas políticas de defensa. “sólo la tercera parte de las entidades nacionales tiene políticas integrales de defensa documentadas”.

En 2006 el Estado tuvo que emitir títulos de deuda por $200.000 millones para cancelar una obligación judicial proveniente de un par de procesos que se perdieron en el sector transporte. En el 2008 también fue necesario emitir bonos por otros $90.000 millones.

Finalmente, resaltó que así las cosas, entre 2010 y 2021 el Gobierno se vería en la obligación de destinar entre el 12% y el 17% del Producto Interno Bruto (PIB) en el pago de demandas.

Las declaraciones las ofreció durante la presentación de la nueva Agencia para la Defensa Jurídica de la Nación.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?