| 11/15/2010 2:00:00 PM

Cumbre del G20 fue "un paso" hacia el equilibrio global: Lula

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, consideró hoy que la cumbre del G20 celebrada la semana pasada en Seúl fue "muy importante" y supuso "un paso más" para lograr alcanzar el "equilibrio" de la economía mundial.

El mandatario brasileño afirmó en su programa semanal de radio que en la cumbre celebrada en Corea del Sur hubo "avances" hacia el final de la denominada "guerra de divisas" y en la conveniencia de retomar la Ronda de negociaciones de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"Hubo un avance por la comprensión de que se necesita un mayor equilibrio en la política de divisas para que ningún país tenga ventaja sobre otro", analizó.

En el documento final de la cumbre del G20, los jefes de Estado y de Gobierno se comprometieron a evitar las devaluaciones competitivas y a trabajar para reducir los desequilibrios mundiales, pero se evitaron alusiones directas a los países que frenan la revalorización de sus divisas, como es el caso de China.

Lula aseguró que en la cumbre hubo consenso para retomar las negociaciones de la Ronda de Doha, paralizada en 2008 "por motivo de las elecciones en Estados Unidos y la India", a juicio del mandatario, que dejará la jefatura del Estado el próximo 1 de enero.

"Llegamos a la conclusión de que hace falta retomar las negociaciones, sentarnos a la mesa, comenzar a discutir a partir de donde paramos. No tenemos que comenzar de cero, ya avanzamos mucho. Es importante recordar que en 2008 estábamos cerrando un acuerdo", manifestó.

El líder brasileño argumentó que solo la apertura comercial, apoyada por un acuerdo en el seno de la OMC, "va a dinamizar el crecimiento de la economía" mundial.

"Cuanto más comercio, cuanto más consumo, cuanta más producción, más va a girar la rueda de la economía y el mundo va a crecer más", agregó.

El presidente se dijo "muy satisfecho" con el documento firmado en el G20, que calificó como "fuerte" e "incisivo" y reiteró la importancia de discutir las cuestiones económicas en foros cada vez más amplios, en lugar de en "pequeños clubes cerrados como el G8".

"Prevaleció la madurez, el sentido común y la comprensión de que, hoy, el mundo es interdependiente, o sea, si los estadounidenses toman una medida económica para resolver un problema propio, tienen que pensar en su reflejo en China, Brasil, Argentina, Alemania, Francia y en un país africano", comentó.

Según Lula, si no se tienen en cuenta al resto de los países del mundo en la toma de decisiones, "estaremos matando el multilateralismo".

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?