| 6/24/2013 6:00:00 PM

Cuentas claras y sanas

Durante 2012, Bogotá, Cartagena y Cali tuvieron los superávit más altos de 2012, de acuerdo con un estudio de la Dirección de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda.

Las regiones de Colombia obtuvieron mejores resultados en el manejo de las finanzas públicas durante 2012, según el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, quien se apoyó en un estudio de la Dirección de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda sobre una muestra de 29 Gobernaciones y 26 Alcaldías capitales.

Los mejores resultados en manejo fiscal fueron aportados por las gobernaciones. El superávit se estima en 0,46% del PIB, alrededor de $3 billones.

De los departamentos de la encuesta, 27 cerraron con superávit fiscal y dos con déficit, mientras que en las alcaldías analizadas el superávit fiscal alcanzó 0,19% del PIB al cierre de 2012, alrededor de $1,3 billones. En este grupo, 21 ciudades cerraron con cifras saludables y superávit, mientras que cinco de ellas lo hicieron con déficit durante 2012. Los superávit más altos se presentaron en Bogotá, Cartagena y Cali.

En total, las Gobernaciones y Alcaldías de ciudades capitales en Colombia obtuvieron un superávit fiscal de 0,65% del PIB, equivalente a $4,3 billones, durante la vigencia 2012.

Para este caso, los cálculos del Consejo Superior de Política Fiscal (Confis) y del Banco de la República, estimaban un 0,77% del PIB el superávit fiscal de las administraciones territoriales para el periodo enero – diciembre de 2012.

“Estos resultados ratifican la tendencia saludable de las finanzas territoriales durante las vigencias recientes”.

Los buenos resultados se explican en que durante 2012 las administraciones centrales territoriales acumularon activos financieros netos en el sistema financiero, lo cual significa que disminuyeron sus necesidades de financiamiento crediticio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?