| 6/8/2012 3:21:00 PM

¿Cuánto necesita la banca española?

Un rescate de la banca española presupone tener un diagnóstico del monto necesario para sanearla, advierte un experto alemán que se lamenta del “activismo” de la clase política europea que se dedica a apagar incendios.

;
DW
Los rumores sobre un posible rescate al que recurrirá el Estado español arreciaron este viernes y con ellos el nerviosismo en los mercados. Para el economista alemán Jürgen Donges, profesor emérito del Instituto de Investigación Económica de la Universidad de Colonia, mientras no se tenga un diagnóstico claro, hablar de rescates es mera especulación.

“El problema es que nadie sabe a cuánto asciende el agujero", insiste Donges. Hay estimaciones que circulan en los mercados financieros, un abanico que va desde los 40.000 millones de euros, que es lo que dice el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, pasando por los 44.000 millones de euros que estima Goldman Sachs y los 100.000 millones que cifra el banco UBS (United Bank of Switzerland), hasta los 260.000 millones que estima la Asociación Bancaria Internacional.

Diagnóstico serio

Nacido en España en 1940, de padres alemanes, Donges se suma a las voces que reclaman una auditoria seria. “En España no ha pasado como en otros países europeos que tenían muchos activos tóxicos, sino que son créditos hipotecarios y lo que hay que hacer es consultar los balances para hacer un diagnóstico que permita saber cuánto es necesario para que la banca pueda volver a operar con normalidad, conceder créditos al sector privado, a las empresas y a los hogares”, explica.

El académico añade que si el monto es tal que la banca española no puede asumirlo con esfuerzos propios acudiendo al mercado de capitales, ni el Estado español a través de su mecanismo conocido como FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), entonces se puede pensar en recurrir a la ayuda externa, ya sea de la Unión Europea (UE) o del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El investigador, que fue parte del llamado "Consejo de Sabios" asesores del gobierno alemán, explica que un saneamiento sin diagnóstico es como el anuncio de una operación sin saber a ciencia cierta de qué.

Agencias de calificación

Pese a que los gobiernos europeos despotrican contra las agencias calificadoras de crédito, Donges señala que éstas cumplen con su obligación y que si no existieran no se sabría evaluar la solvencia de compañías de seguros y la fiabilidad de grandes empresas.

“A mí personalmente me tranquiliza su existencia porque sé que están advirtiendo sobre posibles riesgos (…) y bajarle la nota a España debe ser interpretado como un acicate para que sigan con estas medidas que, claro, son muy impopulares en España, pero son necesarias, tanto como estas agencias de calificación, nos guste o no”, asegura.

Donges no ve una próxima salida a la crisis de deuda en la Eurozona y teme que continuará el “activismo” de la clase política europea, que se la ha pasado apagando incendios durante los últimos 18 meses, en cumbre tras cumbre de la Unión Europea. “Estamos utilizando constantemente las cumbres para inventarnos un parche que nos salve hasta la siguiente cumbre y así no saldremos de la crisis. Encima, estos líderes políticos ya no tienen el tiempo para desarrollar una visión de futuro”, lamenta.

No a los eurobonos

El académico se opone a la emisión de eurobonos y dice que la colectivización de la deuda es lo que más irrita a los alemanes. “Es como decirle a la gente, pues mira, como en España e Italia a la gente le gusta vivir un poco por encima de sus posibilidades, pues nosotros los alemanes, que nos gusta ahorrar, pues nada, tendremos que pagar tipos de intereses más elevados para que los italianos y los españoles paguen tipos de interés más bajos”, dice.

Adicionalmente al emitir eurobonos desaparecería el mecanismo bajo el cual se puede exigir a un Estado receptor condiciones a cambio. “No habría ninguna forma para obligar a un Estado a que haga lo que tendría que hacer incluso en su propio interés. Por eso soy muy contrario a emitir eurobonos”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?