| 6/17/2016 12:01:00 AM

Exenciones a la renta costarán más de $9,2 billones este año

El estatuto tributario está lleno de beneficios que reducen el recaudo de impuestos pero ¿quiénes las están recibiendo?

El gobierno dejará de recibir este año al menos $9,2 billones de impuesto a la renta de personas y empresas por cuenta de los múltiples beneficios que están vigentes en las leyes. Esto es el 1,2% del PIB. El cálculo es parte del Marco Fiscal de Mediano Plazo, la hoja de ruta del gobierno sobre el rumbo de las finanzas públicas.   

¿De dónde sale la cifra?

La mayor parte de ese costo fiscal viene de las rentas exentas que valen unos $7,58 billones. Esa categoría incluye los beneficios tributarios sobre las pensiones y cesantías, así como los beneficios entregados a empresas de diversos sectores.

De acuerdo con cálculos de la Dian los sectores económicos que dejan de pagar más impuestos por cuenta de las rentas exentas son “administración pública y defensa; planes de seguridad social de afiliación obligatoria”, seguido por “actividades financieras y de seguros”, construcción e industrias manufactureras.

Las empresas editoriales, las loterías y licoreras, los hoteles, la venta de energía eléctrica, el transporte fluvial de bajo calado, las nuevas plantaciones forestales y el software, también reciben beneficios por rentas exentas.

Otra parte de los beneficios tributarios está en una categoría llamada deducción por inversión en activos fijos reales productivos, una forma larga para decir contratos de estabilidad jurídica. El documento muestra que 39 empresas con contratos de estabilidad jurídica dejaron de pagar $885.000 millones en impuesto de renta, sin embargo, se estima que estas compañías invirtieron $9,9 billones el año pasado.

La última parte de la torta está en los descuentos tributarios que costarán $768.000 millones en recaudo. La mayor parte corresponde a empresas y una parte pequeña a personas.

La situación puede ser peor

Sin embargo, vale resaltar que el cálculo de la Dian solo incluye aquellas cosas que se pueden catalogar plenamente como beneficio jurídico porque se pueden identificar así en el formulario de declaración de renta. Es decir, quedan por fuera otros factores que pueden erosionar la base tributaria como los ingresos no constitutivos de renta y las zonas francas.

Los cálculos de Justicia Tributaria sobre las exenciones son más elevados. En 2014 se dejaron de recibir $11,1 billones solo por los beneficios en impuesto a la renta para las empresas. El cálculo incluye ingresos no constitutivos de renta, descuentos tributarios y rentas exentas.

Las exenciones y la tributaria

De acuerdo con el informe de la comisión de expertos para la reforma tributaria estos beneficios tributarios parecen no ser compensados por una mayor inversión y además tienen efectos secundarios.

“Los beneficios producen grandes inequidades y distorsiones en la asignación de los recursos en la economía en la medida en que, o bien benefician a un sector o industria específica, como por ejemplo los extendidos a las empresas editoriales, al turismo y a actividades agropecuarias, o, aún peor, a empresas específicas (frente a otras que compiten directamente con ellas) por el hecho de operar en zonas francas o estar amparadas por contratos de estabilidad jurídica”, asegura el informe final del grupo.

La propuesta inicial de la comisión era crear de cero un nuevo impuesto sobre las utilidades empresariales que evitara la proliferación de esos beneficios y permitiera bajar la tarifa, sin embargo, el gobierno no está obligado a acatar esa recomendación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?