| 1/16/2016 12:01:00 AM

Devaluación triplicó brecha entre estudiar en Colombia o en el exterior

La diferencia entre hacer un MBA en Colombia y hacerlo en el exterior ha aumentado casi tres veces en dos años como consecuencia de la caída del peso colombiano frente a otras monedas en el mundo.

En la última década se popularizó en Colombia la salida de estudiantes a universidades extranjeras tanto en viajes de intercambio como en especializaciones y otros estudios. Sin embargo, la evolución del tipo de cambio tras el desplome de los precios del crudo podría cambiar estas preferencias.    

Cálculos de Dinero muestran que la brecha entre el costo de matrículas para un MBA en una universidad como Los Andes y el promedio de seis de las mejores del mundo pasó de unos $38 millones a comienzos de 2014 a $107 millones en el arranque de 2016, es decir, casi tres veces más.

A mediados de enero 2014 un dólar costaba en promedio $1.933,98; un año más tarde valía $2.378,7 y el viernes pasado cerró en $3.301,59 después de dos semanas ininterrumpidas de ascenso. Por ello varias de las mejores escuelas de negocios en Estados Unidos cuestan un 68% más.  

La moneda del país andino también ha perdido valor frente a las de otros países con lo que el costo de universidades no estadounidenses también aumentó aunque en menor medida. Por ejemplo, Oxford y Cambridge se han encarecido en un 52% para un colombiano.

Cálculos aproximados sin incluir alimentación, libros de texto, entre otros.

*Los cálculos están hechos con tasas de cambio promedio de 30 días y los últimos datos de tarifas disponibles en las páginas web de las universidades. No incluye costos de admisión, libros, alojamiento ni ningún otro costo relacionado.   

La aguda depreciación no sólo afectará las elecciones de los próximos graduados sino que también ha implicado una carga inesperada para la generación que en la actualidad está asumiendo el pago de deudas por sus estudios fuera del país. La situación fue tan apremiante que la estatal Colfuturo tuvo que buscar acuerdos con la banca local para que sus deudores pudieran convertir a pesos sus deudas y esto ocurrió en septiembre pasado cuando el dólar estaba todavía por debajo de los $3.000.

Por ahora es poco claro que la moneda nacional vaya a recuperar el terreno perdido y buena parte de los analistas tiene suficientes razones para creer que la devaluación continuará.

Lea también: Fed, petróleo y otros factores que marcarán la pauta del dólar en 2016

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?