| 4/1/2015 6:15:00 AM

Reservas internacionales de Colombia siguieron aumentando

Al cierre de 2014 el Emisor acumuló reservas internacionales por US$47.323 millones. Mantener un nivel adecuado de reservas internacionales también sirve para mejorar la confianza en el país y, por ende, enfrentar en mejor medida una crisis en los mercados externos.

Las reservas internacionales son los activos que tiene en el exterior un país y que son controlados por la autoridad monetaria. Para que un activo externo se considere como reserva debe cumplir con las siguientes condiciones: en primer lugar, debe estar bajo el control directo y efectivo de la autoridad monetaria y, segundo, debe tener una disponibilidad de uso inmediato.

El Banco mantiene reservas internacionales en cuantías que considera suficientes para intervenir en el mercado cambiario y para facilitar el acceso del Gobierno y del sector privado a los mercados internacionales de capitales.

BanRepública ha logrado cumplir con el objetivo de cubrir los egresos de la balanza de pagos, ya que frecuentemente el valor de las monedas que hacen parte de la composición cambiaria ha tenido un comportamiento similar al de los pagos en moneda extranjera del país, tanto en períodos de aumento como de disminución.

Al 31 de diciembre de 2014 la composición del portafolio de referencia era la siguiente: 87% dólares estadounidenses, 5% dólares canadienses, 4% dólares australianos, 2% libras, 1% coronas suecas y 1% dólares neozelandeses.

En la actualidad, las firmas que participan en el programa de administración externa con portafolios dedicados son JPMorgan Asset Management (UK) Limited, Western Asset Management Company Limited, Deutsche Asset & Wealth Management International GmbH, Goldman Sachs Asset Management L.P., Fischer Francis Trees & Watts Inc., y UBS Global Asset Management (Americas) Inc. El objetivo de tener varios administradores externos es que el programa en su conjunto tenga una rentabilidad superior al índice de referencia con un bajo nivel de riesgo, lo cual es posible gracias a la diversificación.

La estrategia de acumulación de reservas internacionales adoptada por el Emisor reconoce la importancia de tener un nivel adecuado de liquidez internacional para enfrentar salidas de capital del país, las cuales pueden ser provocadas por factores como el deterioro de los términos de intercambio, pánicos financieros o crisis financieras en países vecinos. En este contexto, mantener un nivel adecuado de reservas internacionales también sirve para mejorar la confianza en el país y, por ende, enfrentar en mejor medida una crisis en los mercados externos.

Las reservas internacionales brutas ascendieron en 2014
Las netas alcanzaron los US$47.323,09 millones al 31 de diciembre de 2014. El principal componente de las reservas internacionales del país es el portafolio de inversión, con el 94,9% del total (US$44.913,01 millones). El saldo restante está distribuido en la posición en el FMI y derechos especiales de giro; aportes al Fondo Latinoamericano de Reservas; las inversiones en oro; los aportes al convenio internacional de Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), y otros.

Durante 2014 en la balanza de pagos se acumularon US$4.437 millones de reservas internacionales brutas, resultado de compras netas de divisas a los intermediarios cambiarios por US$4.058 millones, ingresos por rendimiento neto de las reservas internacionales por US$396 millones y egresos netos por otras operaciones del Banco de la República por US$17 millones. Lo anterior a pesar del desahorro externo de la economía

Durante los últimos diez años la rentabilidad de las reservas internacionales de Colombia ha sido de US$3.745 millones. La rentabilidad que obtiene el Banco por el manejo de las reservas internacionales ocurre dentro de un marco donde lo que más prima es la seguridad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?