| 5/28/2012 6:00:00 AM

Crisis financiera, una excusa para volver a casa

La crisis llevó a que los procesos de migración se hayan revertido. Mientras que hace cinco años por cada inmigrante que América Latina y el Caribe recibe, enviaba cuatro emigrantes fuera de sus fronteras, pero hoy son más los países los que tienen en marcha programas para facilitar el retorno a casa.

De acuerdo a recientes datos de la CEPAL, de los 25 millones de migrantes de la región, alrededor de 18 millones residen en Estados Unidos; 4 millones en América Latina y el Caribe y 3 millones en otros continentes.

La OEA tiene plenamente identificado el problema pues la reciente crisis financiera y económica ha tenido un importante impacto en las economías nacionales, en las empresas y los
trabajadores tanto en los países industrializados como en los que se encuentran en vías de desarrollo y ha generado grandes retos para los gobiernos de origen de migrantes.

Por una parte, las tasas de desempleo en los países de origen son muy altas como reflejo del exceso de oferta de trabajo sobre las oportunidades para encontrar empleo, razón por la cual las presiones migratorias van en incremento constante. Por otra parte, la crisis ha hecho que las condiciones en los países de destino sean adversas para quienes habían optado por la emigración como proyecto de vida, y retornen a su país de origen, presionando respuestas gubernamentales de atención integral.

Sonia, Raúl, Georgina y Jesús no se conocen, no tienen la misma edad ni responsabilidades similares, pero comparten el sueño que los llevó a migrar a Italia años atrás y que los regresó a El Salvador para retomar su vida gracias al Programa para la Asistencia al Retorno voluntario desde Italia y Reintegración en el país de origen (P.A.R.T.I.R. III) co-financiado por el gobierno de Italia y la Unión Europea y realizado por la OIM.
El proyecto P.A.RT.I.R. III, de un año iniciado en julio 2011, brinda esquemas de retorno voluntario asistido y reintegración a algunas categorías especificas de migrantes vulnerables residiendo en Italia.
"El principal objetivo es facilitar el retorno de los migrantes y su reinserción sostenible en el país. Se les apoya para retornar al país pero sobre todo para que puedan montar negocios o proyectos de vida dignos una vez que se han instalado y que garantice el apoyo económico de la familia", asegura Cecilia Ramírez, coordinadora del proyecto de la OIM en El Salvador.
Mientras que el Gobierno español estimó que ya son casi 4.000 los inmigrantes desocupados que optaron por el llamado “plan de retorno voluntario”, que comenzó el 11 de noviembre de 2008.

Por lo menos 3.926 personas, entre ellas, 1.688 de Ecuador, 713 de Colombia y 393 de Argentina se han vinculado al plan. El programa establece un pago anticipado de un subsidio de desempleo pero a cambio, no podrán volver al menos en tres años.
Al parecer, las empresas presentaron unas 660 solicitudes de trabajo, de las que 548 no fueron concedidas, entre otras cosas, porque tenían deudas con Seguridad Social, de aproximadamente 272.000 euros.
Las políticas de migración, traen consigo algunos problemas. Porque una caída importante del volumen de remesas que tiene fuerte efectos negativos en los países latinoamericanos y, en particular, centroamericanos y del Caribe, dado que en muchas naciones representan entre el 15% y el 40% del PIB.

En Ecuador se crearon programas como “Bienvenido a Casa” de desarrollo de emprendimiento productivo para facilitar la re-inserción, a los mercados laborales, de los migrantes.

Pero el fenómeno de migración también a nivel interno. Uruguay ha comenzado a presentarse como destino para migrantes de la región (peruanos, paraguayos, bolivianos, brasileros, etc).


El Programa 3x1 es la respuesta México a los migrantes para concretar proyectos
comunitarios, sumando la participación de los tres órdenes de gobierno y los clubes y federaciones de migrantes.

El 3x1 beneficia directamente a comunidades de migrantes de alta marginación y pobreza, y ofrece apoyo y asesoría para formar Clubes de migrantes; asimismo, brinda la posibilidad de realizar proyectos, obras o acciones en sus comunidades de origen y funciona como un canal institucional canalizador de remesas colectivas para proyectos sociales en México.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?