| 2/12/2014 3:00:00 PM

Cartera de vivienda está disparada

Fue la mayor tasa de crecimiento anual en su saldo total con respecto a lo observado en 2012. El motivo los programas impulsados por el Gobierno.

Los programas en materia de créditos de vivienda del Gobierno Nacional han surtido su efecto en el sistema financiero colombiano.

La desbandada de solicitud de créditos y la entrega de los mismos se disparó en el último año lo que ha incrementado significativamente la cartera de vivienda en el país.

De acuerdo con la Superintendencia Financiera de Colombia, en 2013 la cartera de vivienda fue la modalidad con la mayor tasa de crecimiento anual en su saldo total con respecto a lo observado en 2012.

Esta tendencia fue motivada por los planes de estímulo a la economía que el Gobierno Nacional impulsó desde mediados de abril de 2013.

Según la entidad, en diciembre de 2013 la variación real anual de esta cartera se ubicó en 25.7% al establecer su saldo en $24.7billones.

La cartera vencida y las provisiones se ubicaron en $498.79 mm y $467.63 mm, respectivamente, al término de 2013.

Para esta modalidad generalmente el nivel de provisiones es inferior al del saldo vencido, debido a las garantías de alta calidad que respaldan estos créditos y que permite que las entidades tengan un menor requerimiento de provisiones.

Los beneficios otorgados por el Gobierno a través de un acuerdo con la banca nacional durante el 2013, se mantuvieron para 2014, según dijo en su momento el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

El superintendente financiero, Gerardo Hernández, señaló que esta tendencia es positiva y da gran dinamismo al mercado, además porque por el momento no se observa cualquier tipo de riesgo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?